Hay Mirtha Legrand para rato: la conductora de televisión recibió el alta, tras doce días de internación, y luego de la colocación de dos stends.

Si bien el Sanatorio Mater Dei, en donde cuidaron de la salud de Mirtha (94), había informado en su último parte médico que la abuela de Juana Viale continuaba recuperándose; en las últimas horas del día se confirmó que ya estaba lista para proseguir con la rehabilitación de su cuadro en su casa.

Acompañada por su otro nieto, y también productor de los míticos almuerzos, Nacho Viale, Mirtha subió rápidamente a un auto que la esperaba en el estacionamiento del Sanatorio para llevarla directamente a su hogar.

Click to enlarge
A fallback.

“Habiendo logrado su estabilidad clínica, podrá continuar con la recuperación en su casa”, informaron en un nuevo parte desde la clínica, donde además agradecieron “a todos por las muestras de afecto y respeto durante la internación de Mirtha”.

Parte médico de Mirtha Legrand

Cabe recordar que la diva de los almuerzos recibió atención médica tras un malestar el pasado jueves 30 de septiembre. Luego de que su médico personal se apersonara en el departamento de Avenida Libertador, y constatara su estado general de salud, recomendó que Legrand fuera trasladada al sanatorio para una mejor atención.

Allí fue intervenida quirúrgicamente por una "obstrucción coronaria", que terminó en la colocación de dos stends. Ahora, continuará con los cuidados paliativos para recuperarse de su cuadro