El presidente Alberto Fernández y la comitiva de funcionarios que lo acompaña viajaron a México a bordo de un avión privado que pertenece al astro futbolístico Lionel Messi- El mandatario y su delegación iban a viajar en un vuelo comercial, pero finalmente decidieron hacerlo en uno privado y el Gobierno alquiló el jet de la estrella del Barcelona. Según trascendió, las autoridades sanitarias de ambos paísesal final recomendaron a Fernández no exponerse a un viaje de línea en medio de una pandemia. El Gobierno ya había alquilado la aeronave de Messi, que está valuada en 15 millones de dólares y alcanza una velocidad máxima de 966 kilómetros por hora, para viajar a Chile en su anterior gira protocolar. El avión cuenta con 16 asientos ejecutivos que pueden transformarse en ocho camas, dos baños -uno con ducha- y dos cocinas. En su escalera tiene los nombres de la mujer y los hijos de Messi y en la cola lleva escrito el número diez

SPC/MG/OM NA