Integrantes de distintas organizaciones feministas, gremios y partidos políticos colmaban este mediodía el sector "verde" dispuesto en las inmediaciones del Congreso Nacional donde los diputados iniciaron el debate del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y el Plan de los 1000 días para la protección integral a la mujer embarazada y el niño hasta los primeros tres años de vida.

Representantes de organizaciones feministas como Las Rojas, Mala Junta, Pan y Rosas, y de partidos políticos y agrupaciones como el MST, Partido Obrero, La Cámpora, Nuevo Encuentro hicieron vigilia desde anoche, pero reforzaron su presencia esta mañana y desde el mediodía las inmediaciones del Congreso se vieron colmadas de pañuelos verdes.

Las integrantes de las agrupaciones llegaron con bombos y redoblantes y grupos de jóvenes independientes acompañaban la jornada pintándose los rostros con glitter y pintura verde a la espera de la votación que se prevé será durante la madrugada del viernes.

El calor es el gran protagonista de la jornada, y para sobrellevar estas altas temperaturas se distribuye agua en los puntos de hidratación, mientras algunas siguen atentas el debate en el recinto y otras elevan cánticos a favor del aborto.

En los distintos stand de agrupaciones, partidos políticos y sindicatos, se destaca el pedido de urgencia del aborto legal.

En el stand de los docentes de UTE se montó un pizarrón para que los manifestantes pongan su opinión sobre "Por qué los docentes exigimos el aborto legal".

"Porque quiero que mis pibxs tengan el derecho a decidir" y "Porque quiero un mundo donde todos los niños sean fruto del amor", fueron algunas de las propuestas.

Integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se ubicaron debajo del escenario montado para la ocasión y seguían de cerca el debate de cara a una de las pantallas.

"Vivimos muy emocionadas este momento, quienes nos representan tienen una nueva oportunidad. Dejamos un techo alto en cuanto a información y argumentos en 2018, y por eso retomamos no solo con nuestra fuerza organizada sino porque vemos que hay una voluntad política de que se apruebe la ley", manifestó Sandra Hoyos, de la Campaña.

La dirigente consideró que la agenda sobre el aborto "pudo abrirse paso en un contexto de pandemia para que se pueda dar el debate y esperamos que sea ley".

En tanto, Florencia Salomé, evaluó que "serán sesiones maratónicas como lo fue en 2018, como suelen ocurrir con leyes como estas que tienen gran consenso social".

"Nos vamos a quedar para garantizar la seguridad", agregó y aseguró que no responden "ataques antiderechos; solo esperamos que se de la sanción".

En tanto, Julia Martino, integrante histórica de la Campaña por el aborto legal, consideró "muy emocionante" esta jornada al tiempo que sostuvo que "es muy importante que el Ejecutivo presente su propio proyecto, porque si bien el de la campaña es muy importante, el del Ejecutivo tracciona más votos".

También se hicieron presentes integrantes de barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de Santa Fe para apoyar la iniciativa que según manifestaron deja atrás "el aborto clandestino", mientras que desde la Coordinadora Sin Fronteras del Fútbol Feminista reclaman "el derecho a decidir sobre los cuerpos".

A las 18 habrá un pañuelazo LGTTBIQNB+, a las 20 se aguarda el pañuelazo Ruda y a las 22 una conferencia de prensa de Actrices Argentinas sobre el escenario, ubicado en el Congreso, entre otras actividades. (Télam)