El viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sergio Federerovisky, participa en París, Francia, del programa incendios forestales que tiene como objetivo conocer la experiencia y el modo operativo que utilizan los organismos del país europeo y abordar aspectos de cooperación, se informó oficialmente.

Además, Federovisky también concurrirá a la conferencia de la Coalición del Clima y de Aire Limpio, la cual tendrá lugar en París entre los días 21 y 23 de junio.

Como parte de la visita que se extenderá hasta el 24 de junio, el secretario fue invitado a conocer la sede de Seguridad Civil en la ciudad de Nimes, desde donde operan más de 20 aviones hidrantes.

Además, pudo observar medios aéreos como los Bombardier Viking 512 y Dash 8, que Francia utiliza en el combate del fuego.

Otras de las metas de la visita es mantener reuniones con el área de Seguridad Civil, el Ministerio de Transición Energética y empresas dedicadas a medios aéreos pesados, señalaron.

También, el funcionario visitó la sede de los Bomberos de la Marina en Marsella, donde cuentan con un globo aerostático para la detección temprana de incendios en zonas inaccesibles.

Allí se conversó sobre mecanismos de colaboración para fortalecer los sistemas de detección temprana que posee el Ministerio y se abordó la capacitación de brigadistas y la cesión de tecnología por parte del Gobierno francés, indicaron.

El jueves será recibido por el embajador argentino en Francia, Leonardo Costantino, con quien se evaluarán los mecanismos institucionales para llevar a cabo los esquemas de cooperación entre ambos estados en materia de combates a los incendios forestales.

En tanto, la conferencia de la que participará el funcionario nacional tiene por objeto la presentación y reunión de las máximas autoridades gubernamentales de los países que la integran, a fin de compartir experiencias exitosas en la temática y evaluar las problemáticas existentes en los diferentes países.

La Coalición Clima y Aire Limpio fue creada en 2012 para tratar el problema de los contaminantes climáticos de vida corta (CCVC) como un urgente reto colectivo.

El enfoque integra la acción climática y los esfuerzos para mejorar la calidad del aire, lo que ayuda a los países a maximizar los beneficios nacionales, alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de aquí a 2030 e incrementar la ambición para cumplir el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a 1,5°C.


(Télam)