Familiares de víctimas de femicidios, transfemicidios, y de personas desaparecidas en democracia pidieron justicia a través de un comunicado y denunciaron que además de la situación que atraviesan son víctimas de un sistema que los violenta continuamente.

“El circulo de la violencia no termina cuando ocurre el femicidio. La misma Justicia, las fuerzas policiales y el Estado, que no toman denuncias, o que si lo hacen no garantizan el resguardo de quienes denuncian, continúan violentando a las familias que luchan por justicia”, señaló la Declaración de la Asamblea nacional de familias víctimas de femicidios y desapariciones.

“A lo largo y ancho del país los relatos se repiten una y otra vez. La enorme mayoría de los procesos judiciales se encuentran para las víctimas en su más completa impunidad”, continuó el comunicado que difundieron los familiares en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora mañana, 25 de noviembre.

El documento sostiene que “los femicidas, abusadores y violentos de nuestras hijas, hermanas, sobrinas, madres siguen en libertad” mientras los familiares deben soportar el “dolor de tener que perder a nuestros seres queridos” y, además, “investigar, presentar pruebas, golpear puertas, exponernos ante violentos y mafiosos porque sea cual sea la fiscalía de turno, nada hacen”.

“En desapariciones y asesinatos relacionados con las distintas mafias de los territorios, la impunidad es todavía peor. Sabemos perfectamente que son cómplices y beneficiarios de los negocios ilegales. Es repetitivo en cada una de estas causas la falta de acceso a la justicia, la impunidad y el accionar del poder judicial”, apuntó el comunicado.

En este sentido denunciaron que “no sólo no investigan, sino que además intentan ensuciar la memoria de nuestras hijas, responsabilizando a ellas y a sus familias de haberse buscado su destino”.

Los familiares aseguraron que hay ocasiones en las que algunos jueces califican al núcleo cercano de las víctimas de “violentos por ir a exigir explicaciones y pedir justicia, y hasta nos han reprimido con la policía”.

“Las familias tenemos que sacar de nuestros bolsillos y movernos para conseguir por ejemplo peritos de parte, ya que los peritos del Poder Judicial fallan a favor de los femicidas y abusadores garantizando la impunidad”, denunció el documento.

Y agregó que "los costos elevados de las tasas al llegar a instancia de Corte Suprema también nos imposibilita acceder a la justicia” y detallaron que “para acceder a un juicio” en esta instacia judicial “hay que pagar $300.000”.

En tanto, denunciaron la poca efectividad que tienen algunas leyes que obligan a la capacitación con perspectiva de género ya que o no se cumplen o se hacen a modo de taller y en la práctica no se aplican.

“Ponemos en alerta a todas las familias de este país porque la violencia contra mujeres y niñas no va a frenar mientras siga existiendo este régimen de impunidad. Si te matan o desaparecés y no pasa nada, nadie va preso, a nadie investigan, nadie te busca”, concluyó la comunicación.

Por último, el documento saludó “al gran movimiento de mujeres que nos ha dado el único respaldo que hemos tenido. Las familias nos hemos puesto de pie y no vamos a aceptar más impunidad. Convocamos a que demos esta lucha en unidad, con toda la fuerza”. (Télam)