Los familiares de Maia Yael Beloso, la nena vista por última vez el lunes en el barrio porteño de Villa Lugano, pidieron esta tarde a los vecinos de la localidad bonaerense de Moreno que "estén atentos", ya que los últimos reportes policiales ubicaron a la niña y al hombre que se la llevó en esa zona del oeste del conurbano.

"Los vieron por Moreno. Le pedimos a la gente de ese lugar que por favor si los ven o saben algo llamen a la Policía al 911 o al 134, que estén atentos. Si ven algo raro que lo reporten, si saben de alguna casa abandonada por favor llamen. Les pedimos por favor que nos ayuden", dijo a la prensa Gabriela, tía de Maia, al llegar al corte que se montó en la autopista Dellepiane y la avenida Escalada en protesta por la desaparición de la niña.

El abogado de la familia de Maia, Martín de Vargas, dijo esta tarde que la vieron con su captor en la mencionada localidad y pidió a la población "que puede ponerse en oficial de Justicia, retenga a la nena y lo denuncie a la policía".

Maia fue vista por última vez el lunes pasado en el barrio porteño de Villa Lugano, junto a un hombre identificado por la Justicia como Carlos Alberto Sierra (o Savanz), de 39 años, sobre quien pesa una orden de detención firmada esta mañana por la jueza Fabiana Galletti, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 57.

De Vargas pidió "a la población que si ven a este sujeto con la nena, pueden ponerse en oficial de justicia y reténganla (a Maia). Pedimos que la retengan si la ven".

Luego afirmó que, por informaciones aportadas por vecinos de Moreno, "pueden estar ocultos en una casa abandonada. Son numerosos los informes de que a ellos los vieron en esa zona".

Los vecinos mantienen el corte que iniciaron desde el lunes en la autopista Dellepiane y la avenida Escalada, donde esta tarde prendieron fuego a unos contenedores de basura y maderas a modo de protesta.

Allí, cientos de manifestantes aguardaban la aparición de la niña con ollas populares y aseguraron que no levantarán la medida "hasta que aparezca la nena", mientras se van turnando para mantener el corte e ir a trabajar.

Una bandera que sostenían los vecinos rezaba "Que aparezca Maia. Justicia", mientras desde agrupaciones barriales repartían mate cocido con leche a la tarde por el frío.

"Nos sorprendió mucho el caso, se las veía siempre juntas, Estela nunca la dejaba sola a Maia. Yo las conozco desde siempre porque están por la calle cartoneando", dijo a Télam

Yolanda, una vecina del barrio, que aclaró que al secuestrador "nunca" lo vieron en el barrio, "nadie lo conoce".

"Maia es una nena muy simpática, siempre sonreía. Siempre andaba por acá pidiendo galletitas, la conocía todo el barrio. La tienen que encontrar, hay muchas cámaras de seguridad, no puede ser que no haya control", aseveró.

Norma, otra vecina de Lugano con llegada a la familiares de Maia, contó que "la familia está destrozada, no pueden entender cómo pasó esto".

"A Estela la conocemos todos, ella vive en una carpita abajo del puente, siempre anda caminando por el barrio. A pesar de estar en situación de calle es muy buena madre. Nunca se desprendía de su hija. Viven en la calle e iban juntas a los comedores a buscar comida", agregó.

Durante la tarde ocurrió un confuso episodio, luego de que la madre de Maia se subió a un patrullero de la Policía de la Ciudad que supuestamente iba a llevarla hacia Moreno, para seguir las pistas de la investigación.

No obstante, los vecinos frenaron el patrullero y la mujer se bajó con una crisis de nervios y tuvo que ser aislada en la casa de una vecina.

"No confiamos en nadie, los vecinos queremos que vaya pero que lo haga en un auto particular y no en uno de la policía", dijo Sandra, una vecina del barrio.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que esta tarde se realizaban rastrillajes de búsqueda en la zona de la localidad bonaerense de La Reja, partido de Moreno, y en General Rodríguez, hasta donde se cree que pudo haber llegado la niña junto al sospechoso, sobre quien pesa una orden de captura.

En tanto, los investigadores, bajo la supervisión de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 54, a cargo de Laura Belloqui, analizaban decenas de cámaras de seguridad que captaron el minuto a minuto del trayecto que realizó Maia con su captor desde las 8.40 de la mañana del lunes en Villa Lugano hasta pasado el mediodía de ese día, cuando se los ve por última vez en el partido de Moreno.

El ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, se reunió con la madre de Maia para brindarle detalles sobre los trabajos que estaba realizando la Policía, tras lo cual aseguró que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, le pidió poner todos los recursos "para colaborar y resolver" el caso.

Además, el secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, anunció que se solicitó la posibilidad de ofrecer una recompensa a quienes aporten datos sobre el paradero de la niña. (Télam)