El Gobierno de Santa Fe evaluará la situación generada por "la bajante extraordinaria" del río Salado, en especial el estado de reservas en los embalses y previsiones de extracciones de agua para consumo, en una reunión del Comité Interjurisdiccional Río Juramento Salado (Cirjus) prevista para el miércoles.

El Ejecutivo provincial señaló hoy mediante un comunicado que la reunión se realizará el miércoles 1 de setiembre a las 9.30 "con el fin de evaluar la situación, incluyendo el estado de reservas en los embalses y previsiones de extracciones para usos consuntivos en diferentes tramos del río".

La Secretaría de Recursos Hídricos del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat pondrá a consideración un informe acerca del estado de situación del río Salado aguas abajo del azud situado en la zona de Colonia Dora y Añatuya, en territorio de Santiago del Estero.

Ese trabajo indica que "los caudales tienen valores menores a los 3 metros cúbicos por segundo debido a la operación de compuertas para derivar agua a los canales de riego, entre otras causas".

Además de la Nación y las provincias integrantes del Comité, del encuentro participarán representantes de la empresa AES Argentina, que es el operador de los complejos hidroeléctricos Cabra Corral y El Tunal.

En la zona de la ciudad santafesina de Tostado, los días 25, 26 y 27 de agosto los niveles del río descendieron hasta llegar a caudales de alrededor de 1,5 metros cúbicos por segundo.

"Hasta el momento la situación no es grave", indicó el Gobierno santafesino citando el informe, pero "de continuar la ausencia de precipitaciones y la tendencia leve de aumento de temperaturas por la época del año, podría producirse una situación de emergencia".

(Télam)