Al menos siete personas murieron durante un tiroteo en un supermercado Walmart en Chesapeake, Virginia, y uno de los fallecidos es el atacante, según informaron hoy autoridades de la ciudad estadounidense.

El episodio ocurrió en la noche del martes y los agentes llegaron a la tienda poco menos de una hora antes de cerrar, alrededor de las 22:12, tras un llamado al 911 y se encontraron a las víctimas, indicó a CNN el agente de información pública de la Policía de Chesapeake, Leo Kosinski.

En tanto, cinco personas fueron trasladadas al Hospital General Sentara, en las cercanías de Norfolk, añadió un portavoz de Sentara Healthcare a WTKR. "Estamos conmocionados por este trágico evento en nuestra tienda de Chesapeake, Virginia", dijo Walmart a través de un comunicado en el cual añadió: "Estamos orando por los afectados, la comunidad y nuestros asociados.

Walmart en Chesapeake, Virginia

Estamos trabajando en estrecha colaboración con las fuerzas del orden y estamos enfocados en apoyar a nuestros asociados". Joetta Jeffery le dijo a CNN que su madre, Betsy Umphlett, le envió mensajes de texto desde el interior de la tienda durante el tiroteo, alertándola de que alguien había empezado a disparar.

"Estoy llorando, estoy temblando. Acababa de hablar con ella sobre comprar pavos para el Día de Acción de Gracias, luego llegó este mensaje de texto", agregó, a la vez que comentó que su madre está ilesa, pero en estado de shock.

El tiroteo en Virginia se produjo tres días después de que una persona abriera fuego en un club nocturno gay en la ciudad de Colorado, asesinando a cinco personas e hiriendo a 17 y ese tirador fue arrestado después de que los clientes del club lo detuvieran.

Ambos casos, se producen en un año en que Estados Unidos se vio sacudido por la muerte de 21 personas en un tiroteo en una escuela de Uvalde, Texas. MMS/KDV NA