Especialistas en obstetricia y activistas realizaron hoy el encuentro "La violencia obstétrica también es violencia de género", en el marco de una serie de actividades por el Día Internacional de Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que se recuerda cada 25 de noviembre.

Organizado por la Campaña Nacional de Prevención de la Violencia Obstétrica "Mi parto, mi decisión", la jornada se realizó en el Centro Cultural de la Cooperación, ubicado en la avenida Corrientes 1543, y contó con la presencia de integrantes del Observatorio de Violencia Obstétrica Argentina (OVO).

"La Ley de Prevención de la Violencia Contra la Mujer menciona a la violencia obstétrica como una forma de violencia de género, lo que sucede es que cuando se trabaja sobre violencias suele pasar desapercibida, pero hay que recordarlo porque no es solo una falla en el sistema de salud sino que tiene raíces culturales y de falta de perspectiva de género y derechos humanos en la formación y asistencia de los profesionales de salud", expresó a Télam Luján Arcidiácono, titular de la campaña.

Entre los proyectos de leyes que se expusieron en la jornada se encuentran los de casas de parto, ejercicio profesional de las obstétricas y de capacitación obligatoria al personal de salud.

"Pensar todos estos proyectos articulados manifiesta una voluntad de muchos colectivos de mujeres y diversidades que estamos tratando de llevar estos temas vinculados al parto y de cambiar el sistema de salud al Congreso", mencionó a esta agencia Mónica Macha, diputada nacional por el Frente de Todos.

"Hay un sistema de salud jerárquico, violento, misógino, elitista y blanco, y necesitamos un cambio de paradigma. La Ley de interrupción Involuntaria del Embarazo permitió abrir el debate sobre la maternidad, deseada o no", remarcó Macha y agregó que "necesitamos instancias de capacitación continúa sobre cómo se lleva adelante el proceso de parto, y pensar dispositivos como las casas de parto".

Además, entre los representantes de organizaciones que impulsan proyectos de ley relativos a la temática se encontraban Ana Giménez y Sandra Laporta, ambas parteras y parte de la Red Argentina de Casas de Partos.

"Queremos casas de parto en el sistema de salud para responder a la demanda de las personas gestantes que desean dar a luz a sus bebés en ambientes hogareños con la base de que el miedo no exista, es por ello que el objetivo es reivindicar el parto fisiológico y nacimiento sin violencia, trabajando con un equipo interdisciplinario", detalló Laporta.

También participaron María Pichot, artista y trabajadora corporal; Francisco Saraceno, licenciado en obstetricia, partero y activista y Violeta Osorio, activista por los derechos sexuales.

La Campaña "Mi parto, mi decisión", es una iniciativa auto convocada y autogestionada de personas y de organizaciones con el objetivo de decir "basta a esta forma de violencia de género que sucede en forma sistemática y generalizada en gran cantidad de nacimientos de nuestro país".

La iniciativa tiene como finalidad impulsar un proyecto de Ley que obligue a capacitar al personal de la salud en materia de violencia obstétrica, apunta también sobre la importancia de la concientización, además de orientar a víctimas de violencia obstétrica, a través de acciones y políticas públicas propuestas. (Télam)