El inmunólogo y biotecnólogo Ernesto Resnik se pronunció hoy por

vacunar a "la mayor cantidad de gente posible, lo más rápido posible" y señaló que si la Argentina termina febrero "con uno o dos millones de dosis aplicadas, es bastante bueno".

En declaraciones a Télam Radio el especialista, residente en Minnesota, Estados Unidos, señaló que las campañas de vacunación "son la obsesión del mundo entero" y que "lo principal es no perder de vista la meta, que es vacunar a la mayor cantidad posible de gente lo más rápido posible".

"La situación con el virus no cambió demasiado, está en baja, pero vuelve a subir mientras no haya vacuna, y ahora con el tema de las variantes, tenemos una complicación adicional que hace que haya que vacunar y terminar con esto lo antes posible", explicó.

En general, "lo que vemos en el mundo es que los países más exitosos fueron los que más trataron de algún modo, o poniendo mucho dinero en las vacunas, este es el caso de Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa, o tomando riesgos, apostando, por ejemplo, a vacunas con menos efectividad".

"Este es el caso, por ejemplo, de algunas de las vacunas chinas y es lo que vemos en Chile, Brasil, que están vacunando, a mi me parece, de manera excelente a todos los que pueden con lo que tengan a mano", apuntó.

Resnik mencionó el caso de Gran Bretaña "que puso mucha plata en esto, y también es uno de los que ha tomado grandes riesgos porque decidió, sin estudios, alargar el tiempo entre las dosis para vacunar a la mayor cantidad posible de gente con la vacuna que tenga a mano, sea Pfizer, Moderna o AstraZeneca".

El especialista explicó que en este caso, el objetivo es "vacunar a la mayor cantidad posible de gente lo antes posible y la segunda dosis, veremos".

"Las campañas de vacunación en la emergencia en la que vivimos tienen que tener la meta prioritaria de vacunar a los más posibles, lo más rápido posible y creo que Argentina inició ese camino".

El país "ha tratado de conseguir las vacunas que pueda conseguir; compite el mundo entero por estas vacunas, no es fácil conseguir 20 millones de dosis para Argentina de una vacuna rusa o china" , pero si "ya vamos a terminar febrero con entre 1 y 2 millones de dosis, es bastante bueno", concluyó.




(Télam)