El intendente de Rosario, Pablo Javkin, afirmó hoy al adherir a las restricciones a la circulación establecidas por el Gobierno de Santa Fe que la situación actual por el coronavirus es la “más crítica desde que empezó la pandemia” al llegar al 99% de ocupación de camas de terapia intensiva.

“Tenemos las camas llenas de menores de 60 años”, dijo el intendente durante una rueda de prensa, en la que brindó detalles sobre las nuevas medidas de convivencia en la pandemia que entrarán en vigencia este jueves a la cero hora en toda la provincia, y a las cuales adhirió Rosario.

Javkin sostuvo que la situación que atraviesa actualmente el sistema sanitaria de la ciudad, “es la más crítica desde que el virus empezó” en marzo de 2020.

La Secretaría de Salud local reportó un 99% de ocupación de camas críticas y un 95% de generales, 44% de las cuales corresponden a pacientes con Covid-19.

El intendente dijo que las medidas restrictivas de la circulación vehicular y la nocturnidad apuntan a evitar la ocupación de camas con otras patologías, como siniestros viales y lesiones graves deportivas.

“No hay un debate que se pueda dar, hay una realidad, que no admite otra cosa que tomar decisiones ante esa situación crítica, la más crítica en nuestra ciudad desde que empezó la pandemia”, dijo el jefe comunal rosarino en rueda de prensa.

Anunció que continuará reforzando el sistema sanitario público de Rosario, pero advirtió que “no se pueden poner camas en un patio, ese es el límite de las medidas”.

“Por eso –siguió Javkin- hay que sumar restricciones para movernos menos”, y pidió a los rosarinos que “hasta el 30 de mayo circulen lo menos posible”.

Desde la cero hora de mañana jueves queda restringida la circulación vehicular en toda la provincia de Santa Fe “a toda persona que no realice actividades autorizadas”.

Sólo se podrá circular, con permiso, para ir y regresar al trabajo, mientras que el comercio mayorista y minorista deberá cerrar a las 17, con excepción de quienes venden alimentos, que lo harán a las 19.

También los locales gastronómicos dejarán de funcionar a las 19 y permanecerán cerrados shoppings, paseos comerciales y afines, del mismo modo que no podrán abrir sus puertas clubes y gimnasios hasta el 30 de mayo.

El intendente de Rosario remarcó hoy que “hay que entender que de acá al 30 de mayo tenemos que salir lo menos posible. El virus está acá y tenemos que guardarnos todo lo que podamos”.

En esa línea, agregó que “no se le puede pedir aún más esfuerzo al personal de salud, al que vamos a reforzar incorporando personal, pero sabemos que tiene un límite”.

“Necesitamos una retracción fuerte de la circulación que impida la situación que sigue a la actual, que es la que ninguno quiere vivir: la imposibilidad de atender a quienes lo necesiten”, concluyó Javkin. (Télam)