Una partida de 10 toneladas de oxígeno medicinal, un insumo que puede ser vital para pacientes con la Covid-19, fue enviada desde Tucumán hacia la ciudad boliviana de Tarija, como parte de un acuerdo entre el gobierno provincial y la Cancillería Argentina.

El Gobierno Argentino intervino para que Bolivia pudiera acceder a una importante dotación de oxígeno medicinal, ya que la empresa que provee el elemento al hospital de la Caja Nacional de Salud del vecino país dejó de producir por desperfectos técnicos.

La Cancillería Argentina y el gobierno de Tucumán, que encabeza Juan Manzur, realizaron las gestiones necesarias para concretar el envío de ese insumo vital para los pacientes que lo necesiten.

Debido a los problemas de producción que ocasionaron la escasez en su provisión, hoy llegaron a Tarija 10 toneladas de oxígeno medicinal proveniente de Tucumán.

Graciela Albornoz, a cargo de la gerencia medicinal de la empresa Cascia Gases, productora de oxígeno asentada en Tucumán, contó que el próximo lunes partirá otro camión cisterna con la misma cantidad de carga.

Desde la empresa destacaron el trabajo articulado desde las diferentes áreas específicas del gobierno de la provincia, y especialmente las gestiones realizadas por Manzur, para solucionar el pedido de Bolivia, ya que "allá se está viviendo la segunda ola de coronavirus”.

“Desde los ministerios de Salud y Producción de Tucumán, en conjunto con la Cancillería Argentina y de Bolivia, se logró que el cargamento llegue a destino en el menor tiempo posible”, remarcó Albornoz.

Además de la provisión de oxígeno, Cascia Gases envió un técnico especialista en instalaciones hospitalarias. (Télam)