La provincia de Entre Ríos registra, desde abril, las temporadas de otoño e invierno más frías de los últimos ocho años, con temperaturas mínimas más bajas de lo normal en relación al registro histórico, según el informe de una entidad agropecuaria.

El reporte fue realizado por la Bolsa de Cereales provincial en base a los datos recolectados de su propia red de centrales meteorológicas, donde se analizó el comportamiento de la temperatura mínima entre el 1 de abril y el 15 de julio de los últimos ocho años.

Allí se comparó el promedio de la temperatura mínima, la cantidad de días con heladas meteorológicas y agronómicas, el promedio de la temperatura mínima más baja y la temperatura mínima más baja registrada.

En ese marco, se detectó que el promedio de la temperatura mínima entre esos meses del 2015 al 2021 es de 9,7 grados, mientras que en 2022 Entre Ríos tuvo una mínima de 7,1, es decir 2,5 grados menos.

El promedio de días con temperaturas igual o inferior a 0 grado es de 3,3 jornadas durante los últimos ocho años, pero en lo que va del otoño e invierno 2022 ya se registraron cuatro días con heladas meteorológicas.

Del 1 de abril al 15 de julio, la cantidad de días donde la temperatura promedio fue igual o inferior a 3 grados (definido como helada agronómica) es de 12, mientras que este año ya se detectaron 15 jornadas.

Asimismo, el promedio de la temperatura en el día más frío del año se ubicó en -1,9 grado, mientras que el pasado lunes 11 de junio el promedio de temperatura mínima en la provincia fue de -2,1 grados.

Por eso, la Bolsa de Cereales entrerriana remarcó que el 2022 se posiciona con temperaturas mínimas más bajas que lo normal, en base a la serie histórica analizada, y con el otoño e invierno más fríos de los últimos ocho años. (Télam)