Un equipo de científicos japoneses demostró que los mamíferos tienen la capacidad de absorber oxígeno a través del ano en situaciones de emergencia. El estudio publicado en la revista científica MED, señala que la ventilación intestinal o enteral, permite la oxigenación de todo el cuerpo mediante el suministro a través del intestino.

El experimento prueba que la Asistencia de Ventilación Espiratoria (EVA) puede ser eficaz en casos de insuficiencia respiratoria grave, hipoxemia, y que podría aplicarse a humanos, entre ellos los pacientes más graves de Covid-19 que requieran un pulmón o ventilador artificial como soporte vital.

Los investigadores de la Universidad de Medicina y Dental de Tokio y la Universidad de Nagoya (Japón), partieron de la base de que algunos organismos acuáticos, como el pepino de mar o la locha, habían desarrollado mecanismos de respiración intestinal en ambientes de oxígeno bajo (hipoxia).

Quisieron demostrar que los mamíferos también pueden desarrollar esta forma de respiración experimentando con cerdos, ratas y ratones, a los que les introdujeron gas o líquido, con un enema rico en oxígeno, a través del ano.

El método EVA resultó en un aumento de la oxigenación en los animales, gracias a lo que sobrevivieron más tiempo. Esto mostró que tiene el potencial de ser una alternativa “de manejo respiratorio en la práctica clínica y puede ser capaz de aliviar la insuficiencia respiratoria sin pasar directamente por los pulmones”.

Los médicos explicaron que para llevarlo a la práctica clínica, buscarán desarrollar un dispositivo adecuado “en cooperación con empresas” y por supuesto, verificar aún más su efectividad y seguridad.

Esperan que en el futuro sirva para aliviar síntomas de insuficiencia respiratoria, como reemplazo de pulmones y ventiladores artificiales, en pacientes que no están indicados para el tratamiento convencional y en aquellos que tengan obstrucción de la vía aérea superior en el campo de emergencia