Más de 1.700 procesos judiciales se iniciaron en el Fuero del Consumidor de la Justicia porteña, en su primer año de funcionamiento, y la mayoría de los reclamos estuvieron referidos a viajes aéreos, créditos bancarios y planes de ahorro de auto, según precisó hoy el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires

La apertura de este fuero especializado, que fue creado en mayo del año pasado por el “Código Procesal en las Relaciones de Consumo en el Ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”, tras ser aprobado por la ley 6.407 de la Legislatura, implicó dotar a la justicia Contenciosa Administrativa y Tributaria, ahora también De Competencia, para intervenir en causas de relaciones de consumo.

“Este fuero, además de ser novedoso y de vanguardia, tiene por objetivo asegurar la celeridad, eficacia y resolución en un tiempo razonable de los procesos que involucran los derechos de usuarios y consumidores”, sostuvo el consejero Juan Pablo Zanetta.

Entre los casos resueltos, se encuentra por ejemplo el de una persona que fue víctima de phishing (es una técnica de ingeniería social que usan los ciberdelincuentes para para obtener información confidencial de los usuarios de forma fraudulenta y así apropiarse de la identidad de esas personas) al intentar tramitar una nueva tarjeta de crédito a partir de la publicidad de su entidad bancaria en la red social Instagram.

Segundos después de haber ingresado su número telefónico y otros datos necesarios para el trámite, la persona tenía bloqueada su cuenta de home banking y su correo electrónico; por eso rápidamente solicitó a la empresa de tarjetas de créditos y a su banco el bloqueo de las mismas, por precaución.

Pero ya era tarde: le habían otorgado un préstamo de 131.500 pesos a devolver en cuotas de 10.000, y además le habían realizado transferencias en menos de 24 horas, sin recibir ningún tipo de alerta.

Tras tomar conocimiento del hecho, el damnificado realizó un reclamo en la Justicia porteña especializada en las relaciones de consumo, quien hizo lugar a la medida cautelar solicitada y ordenó a la entidad bancaria suspender cualquier débito en la caja de ahorros del damnificado.

Este es uno de los 1.700 reclamos que originaron procesos judiciales ante la Justicia que entiende en las Relaciones de Consumo en la Ciudad de Buenos Aires

Por otra parte, se informó que en los procesos iniciados se destacan los conflictos originados a partir de la adquisición de pasajes aéreos, créditos con bancos y planes de ahorro para autos.

Y si bien en muchos de ellos no se llegó a una solución de fondo, ya se han dictado medidas cautelares que protegen el derecho de los damnificados.

Entre las acciones ordenadas se cuentan: embargo a empresa por los montos de pasajes no utilizados en la pandemia, suspensión de un aumento aplicado a la cuota del servicio de salud en razón de la edad, multa por falta de información detallada y clara en los resúmenes de la tarjeta de crédito y la suspensión provisoria de todo tipo de contacto relacionado con una supuesta deuda por consumos en una tarjeta de crédito que mantendría una persona. (Télam)