Las autoridades sanitarias de la provincia de Santa Fe se vieron sorprendidas debido a que el número de inscriptos para vacunarse contra el coronavirus por poseer comorbilidades representa más del cuádruple de lo que se había previsto, con más de 1,2 millones de personas.

La cifra llama la atención debido a que se trata de la franja etaria que va de los 18 a 59 años, cuando la población total de la provincia de acuerdo al Censo 2010 era de 3.195.000 personas y una estimación del Indec de 2014 dio cuenta de unos 3.397.532 habitantes.

En ese sentido, la subsecretaria de Equidad del Ministerio de Salud de Santa Fe, Romina Carrizo, remarcó que "la inscripción en la página web es una declaración jurada" y aclaró que en los vacunatorios "se van a solicitar los certificados médicos" para corroborar la información.

Carrizo dijo que la cartera sanitaria había estimado que eran 300 mil santafesinos los que estaban "registrados en las atenciones médicas, entre hipertensos, obesos y diabéticos, que son las principales comorbilidades que tienen los pacientes y también quienes ocupan hoy camas de terapia intensiva afectados por Covid-19".

"Al día de hoy tenemos mas de 1,2 millones (de personas) que han registrado que tienen una enfermedad. Por eso es que le remarcamos a la población en general que (la inscripción) tiene carácter de declaración jurada, cuando uno está diciendo que tiene una enfermedad", dijo Carrizo a radio Universidad de la capital provincial.

La funcionaria indicó que los turnos de vacunación actuales están permitiendo completar la franja de mayores de 60 años que en su momento no pudieron concurrir por estar enfermos, aislados o por haberse inoculado con otra vacuna.

Luego de completarse esa parte de la población seguirán en el esquema fijado por el Ministerio de Salud de la Nación las personas que tienen entre 18 y 59 años y que poseen comorbilidades como diabetes tipo I y II, obesos grado 2, enfermedades renales crónicas y cardiovasculares. (Télam)