La organización Aids Healthcare Foundation (AHF) Argentina advirtió hoy que “es necesario hablar de menstruación y la gestión menstrual como un derecho, que también incluye las consecuencias que puede tener el uso prolongado de elementos de contención como toallitas higiénicas y tampones”, al conmemorarse hoy el Día Internacional de la Higiene Menstrual.

“Al hablar de gestión menstrual, nos referimos a todo aquello que necesita la persona menstruante: desde elementos de contención del sangrado como toallitas higiénicas y tampones, agua limpia e instalaciones sanitarias adecuadas, hasta el acceso a información para promover el saber”, aseveró Natalia Haag, directora de testeo y prevención de VIH de AHF Argentina.

Y agregó que, “lamentablemente, en nuestro país y en todo el mundo, muchas personas menstruantes carecen de los saberes y recursos para manejar la menstruación, y esto genera desigualdad y pone a muchas personas menstruantes en situaciones de peligro”.

También destacaron otro factor que resulta determinante como el acceso a dispositivos de contención de la menstruación.

Según una investigación realizada por Economía Femini(s)ta (EF), una organización argentina que busca visibilizar la desigualdad de género, el costo estimado de gestionar la menstruación con toallitas higiénicas y tampones durante el año pasado fue de entre 2.900 y 3800 pesos, que recae en las personas menstruantes y genera un impacto a nivel económico, físico y emocional porque no todas pueden afrontar este gasto.

Para que la menstruación no siga siendo motivo de desigualdad, organizaciones sin fines de lucro de Argentina están trabajando para que la promoción de la salud menstrual sea declarada como de Interés Nacional y para promover leyes que impulsen la creación del Programa Nacional de Promoción de la Salud Menstrual, explicaron.

Es así que estas organizaciones buscan “establecer como política pública la entrega gratuita de elementos de gestión menstrual de manera accesible y efectiva para toda persona que lo solicite y que el Estado tenga un rol activo en la asistencia de las personas menstruantes”, explicaron desde AHF Argentina través de un comunicado.

Si bien todavía no hay una ley que regule la gestión menstrual a nivel nacional, sí se han presentado varios proyectos de ley (de alcance nacional, provincial y local) que abogan por los derechos de las personas menstruantes.

Se estima que ya son más de 16 y que habrá más presentaciones en los próximos meses. Por último, informaron que ya hay lugares que implementaron la entrega gratuita de elementos de contención como el Municipio de Morón, el de San Rafael (Mendoza) y la ciudad de Santa Fe.

AHF es una organización que trabaja a nivel global en prevención, detección y tratamiento de VIH y sida para todas las personas, sin importar su capacidad de pago. (Télam)