La Secretaría de Ambiente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires impulsa la recepción de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso (RAEE) en diversas esquinas del Microcentro porteño, por motivo del Día Mundial del Reciclaje que se celebra el 17 de mayo, a través de una campaña que comenzó a principios de mayo y finalizará el próximo viernes, se informó hoy oficialmente.

El Punto Verde Móvil estará recibiendo aparatos eléctricos y electrónicos en la esquina de Florida y Marcelo T. de Alvear, de 10 a 14 a lo largo de toda esta semana.

Se recibirán netbooks y notebooks, teléfonos celulares (con sus accesorios), cámaras de foto y video, radios portátiles, teléfonos inalámbricos y fijos, calculadoras, videojuegos y/o consolas de videojuegos, entre otros.

Además, aceptan planchas, minipimers, licuadoras, planchitas y secadores de pelo, cafeteras, procesadoras, juguetes y herramientas eléctricas, entre otros pequeños electrodomésticos.

"La recuperación de los materiales que se encuentran en este tipo de aparatos para que vuelvan al sistema productivo y la disposición ambientalmente segura de aquellos compuestos que pueden ser nocivos son fundamentales para avanzar en el cuidado del ambiente y mejorar la calidad de vida de todos los vecinos", expresó Inés Gorbea, secretaria de Ambiente.

Este tipo de residuos tiene un 72% de materiales reciclables (plásticos, metales ferrosos y preciosos, vidrio); un 25% de materiales reutilizables (cables, motores, fuentes, coolers, lectoras, imanes); y un 3% de residuos peligrosos (tubo de rayos catódicos, plaquetas de circuitos integrados, cartuchos de tóner, aceite mineral, entre otros).

Desde el inicio de esta campaña, en la primera semana de mayo, se recibieron 500 aparatos en desuso y desde el inicio de la recolección de esta clase de residuos, en 2016, se recolectaron 906, 61 toneladas, según informó la Secretaría porteña.

El reciclaje de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos permite recuperar metales o materiales que son cada vez más escasos y cuya obtención a través de la minería genera un alto deterioro ambiental, explicaron.

Por otro lado, se dispondrán de manera segura aquellos elementos potencialmente peligrosos para la salud y el ambiente como es el caso del plomo, el cadmio, el mercurio o el selenio.

El Día Mundial del Reciclaje fue establecido por la Unesco en 2005 con el objetivo de "concientizar a la sociedad acerca del tratamiento de los desechos a fin de reducir el impacto ambiental que generan". (Télam)