El presidente de la Sociedad del Estado Tren a las Nubes, Sebastián Vidal, recordó que este emprendimiento turístico no se salvó de las privatizaciones, y en 1992, un grupo empresario de capitales salteños, encabezado por su padre, Jorge Vidal Casas, se hizo cargo de la concesión del servicio turístico.

"Allá, por los ´90, cuando los trenes paraban y se cerraban ramales, el Tren a las Nubes no estuvo exento y, en 1992, mi padre, con un grupo de amigos y socios, tomaron la posta", sostuvo, tras lo que precisó que "en ese momento se privatizó".

De esta manera "transité mi adolescencia en el Tren a las Nubes. Mi padre fue presidente de la empresa durante ocho años, y después de 21 años, el gobernador Gustavo Sáenz me convocó para que lo acompañe en la administración de esta sociedad del estado", explicó.

"Al llegar, tuve la suerte de encontrar viejos baluartes de aquella época, que se iniciaron con mi padre, y gente nueva. Un equipo fantástico. Un engranaje que está aceitado", manifestó.

Luego, explicó que para que el Tren a las Nubes funcione, son muchas áreas las que intervienen: Trenes Argentinos, que depende del Gobierno Nacional; el Belgrano Cargas, que es la administradora del ramal C14; los gremios Unión Ferroviaria y La Fraternidad; la Provincia de Salta; y la Sociedad del Estado.

"El tren es grande. Es una linda responsabilidad que asumimos con mucha alegría, y en mi caso, con toda la carga emocional. Estamos hablando de la perla que tiene nuestra provincia. Es un imán de turistas, un atractivo que tenemos que cuidar y sostener", describió.

Además, comentó que "hace pocos días comenzaron las obras de puesta en valor histórico y refuncionalización de la estación de trenes de San Antonio de los Cobres", con una inversión de 180 millones de pesos provenientes del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte y la empresa Trenes Argentinos.

Vidal detalló que "serán seis o siete meses de obra, y siete mil metros cuadrados de intervención, que incluye las playas de estacionamiento para los colectivos y vehículos particulares, una plaza seca, puestos para artesanos, áreas de servicios y la instalación de un paseo ferroviario que va a ser una subsede del museo nacional ferroviario", entre otras tareas a realizar.

Luego agregó que "desde hace un año y medio venimos trabajando en la compra de una nueva formación", que incluye "una locomotora con siete coches suizos, panorámicos que tendremos que adaptar a la necesidad de nuestro servicio", y detalló que "los recursos para esto están comprometidos y se trabaja en los pasos administrativos". (Télam)