Más de 2.400 damnificados, 12 heridos y 117 casas y cinco iglesias destruidas dejó el sismo de 7,5 grados de magnitud que afectó el domingo la selva norte de Perú, informaron hoy las autoridades.

"Tenemos reportado hasta el momento 2.412 personas damnificadas, 117 viviendas destruidas y 12 heridos", informó Miguel Yamasaki, director de la Defensa Civil, al actualizar el balance de daños, informó la agencia de noticias AFP.

Yamasaki indicó que cinco iglesias y un centro de salud resultaron destruidos, lo mismo que más de 1,5 kilómetros de carreteras.

El domingo en la tarde Defensa Civil había dado cuenta de la destrucción de 76 casas y 1.223 damnificados, además de 12 heridos, cifra que no varió en el balance de este lunes.

El sismo se registró el domingo a las 05:52 locales (7:52 hora argentina) con epicentro 98 kilómetros al este de Santa María de Nieva, en la región de Amazonas, selva norte de Perú, y a una profundidad de 131 kilómetros, según el Instituto Geofísico local.

La gran profundidad del sismo provocó que la onda expansiva fuera mayor y afectara a casi la mitad del país, incluida Lima, 1.000 km al sur del epicentro.

Click to enlarge
A fallback.

"No queremos tener consecuencias funestas", dijo el presidente peruano, Pedro Castillo, quien inspeccionó hoy, por segundo día, la zona afectada.

El ministro de Defensa, Juan Carrasco, informó que se ha dispuesto la realización de un puente aéreo con helicópteros de las Fuerzas Armadas para evacuar a las personas que se encuentran aisladas en el distrito de Jamalca, en Amazonas, a consecuencia del derrumbe de una carretera.

"El presidente está comprometido con recuperar todos los lugares donde hay personas aisladas, a través del transporte aéreo. En este momento estamos trabajando el puente aéreo con el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas”, manifestó Carrasco, agregó AFP.

El último terremoto de gran magnitud y consecuencias trágicas ocurrió en Perú en el puerto de Pisco (200 km al sur de Perú) el 15 de agosto de 2007, cuando un sismo de 7,9 grados dejó 595 muertos.

El presidente peruano indicó que en aldeas de la selva todavía hay "gente que está esperando por ser rescatada", a quienes el Gobierno proporcionará alimentos y carpas.

Perú es sacudido cada año por al menos 400 sismos perceptibles, pues está ubicado en el denominado Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de amplia actividad telúrica que se extiende a lo largo de la costa oeste del continente americano. (Télam)