Más de 3.300 operaciones realizó el servicio aéreo del SAME de la Ciudad de Buenos Aires en diez años, aseguraron hoy sus autoridades al cumplirse el décimo aniversario de su creación.

Este servicio aéreo fue implementado en diciembre del 2010 como una estrategia asistencial de rápida respuesta para el traslado de pacientes en helicópteros.

El helicóptero y el equipo aéreo, formado por un piloto, un técnico operativo y un médico, se encuentran en la base de Puerto Madero, desde donde en 7 minutos, cómo máximo, llegan a cualquier zona de la Ciudad, detallaron las autoridades.

Su primera intervención fue el 31 de diciembre del 2010, en el puente ferroviario ubicado detrás del planetario, cuando chocaron dos trenes de la línea Mitre que circulaban en la misma dirección; el helicóptero del SAME trasladó ese día a uno de los motorman y a una mujer embarazada que había recibido un traumatismo abdominal.

Actualmente el modo aéreo puede descender en la base operativa del SAME (Parque Patricios), en los hospitales Santojanni, Pirovano, Tornú, Fernández, Rivadavia, Argerich, Penna, Vélez Sarsfield y Durand.

Además, el helicóptero puede descender en cualquier lugar que esté chequeado por la coordinación del modo aéreo, como apto para un descenso de emergencia en caso de ser necesario.

Entre las participaciones destacadas están el choque de trenes con descarrilamiento en el Planetario el 31 diciembre del 2010; el choque de un tren y un colectivo de la Línea 92 en la Estación de Flores en 2011; el choque del Tren en la Estación de Once en 2012.

También la caída de una avioneta en Carmelo en 2014; la explosión de la perfumería Pigmento en 2020, y la explosión de una Panadería en Campana, desde donde se trasladaron dos chicos al Hospital de Niños en 2020. (Télam)