El rotulado obligatorio de alimentos con altos contenidos de calorías, grasas, azúcares o sodio es uno de los proyectos presentados en las primeras horas del período ordinario 2020 en la Legislatura porteña para abordar la problemática nutricional.

Ayer, durante el primer día hábil del período se presentaron 190 iniciativas, casi 90 de las cuales son proyectos de ley y, de ellas, al menos tres abordan el tema nutricional de manera directa.

La primera, del diputado Ariel Álvarez Palma (UCR-Evolución) propone que los “fabricantes, productores, distribuidores e importadores de alimentos” deban rotular los envases con altos contenidos “en calorías, grasas, azúcares y/o sal”.

Siguiendo el modelo implementado en Chile, el legislador propone que esos rótulos se coloquen en un dibujo “de base octogonal” con “margen blanco de recorte sobre fondo”.

Además, todo anuncio publicitario de este tipo de alimentos en la vía pública de la Ciudad de Buenos Aires deberá, en caso de aprobarse la iniciativa, incluir una leyenda similar al texto del rotulado del paquete.

La iniciativa es similar a la presentada en noviembre último en el Congreso Nacional para que la Argentina se sume a otros países, tales como Chile o Uruguay, en este tipo de acciones.

Por otra parte, su compañera de bancada, la diputada Patricia Vischi, propone crear una aplicación para dispositivos móviles que permita identificar la calidad nutricional de los alimentos envasados.

La iniciativa reconoce que “la información nutricional figura en los envases, pero sabido es también que es de dificultosa comprensión”.

Finalmente, la misma diputada, propone que los establecimientos habilitados para la venta de productos alimenticios envasados deban disponer sectores diferenciado con carteleras visibles para destacar alimentos destinados exclusivamente para personas celíacas y diabéticas.

“Sera obligación de dichos establecimientos tomar todos los recaudos necesarios para que estos productos alimenticios no se contaminen, para lo cual tendrán que separarlos o aislarlos de otros productos, garantizando de esta forma la calidad de los mismos”, indicó el proyecto. (Télam)