El rompehielos “Almirante Irizar” arribó hoy a la ciudad de Ushuaia y con ello culminó la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano (CAV) luego de 35 días de navegación en los que recorrió 6201 millas náuticas y reaprovisionó a cinco bases argentinas en el Continente Blanco, informaron fuentes militares.

La embarcación de la Armada Argentina llegó hasta las bases Marambio, Esperanza, Orcadas, Belgrano II y la científica Carlini.

Junto al aviso ARA “Bahía Agradable”, la dotación del Irizar reabasteció de combustibles, aceites, víveres, materiales de construcción, carga general y especial a cada una de las instalaciones.

Para esa tarea logística, que también incluyó el repliegue de residuos, el buque utilizó los dos helicópteros “Sea King” de la Segunda Escuadrilla Aeronaval, y un helicóptero Bell 212 de la Fuerza Aérea Argentina, precisaron los voceros navales.

El viaje también sirvió para efectuar el recambio de la dotación de personal en las bases Orcadas y Belgrano II, la más austral de todas ubicada frente a un mar de hielo.

Además, durante la navegación, la propia tripulación del rompehielos realizó tareas de adiestramiento individual que comprendieron “ejercicios de lucha contra incendio y rol de abandono de la unidad”, mencionaron las fuentes.

Durante esta etapa de la CAV, también se realizó el traslado del personal que invernará en las bases antárticas, en este caso desde Buenos Aires y en aviones Hércules C-130, dos Twin Otter y helicópteros Bell 212, todos de la Fuerza Aérea Argentina.

Por su parte el Irizar permanecerá en el puerto de Ushuaia donde en los próximos días se realizará la descarga de residuos antárticos provenientes de las bases, para su posterior tratamiento.

A su vez, el transporte ARA “Canal Beagle” también recibirá carga del rompehielos y lo proveerá de alimentos congelados, cocinas de campaña, tanques de combustible y otros elementos necesarios para la continuidad de la campaña antártica de verano.

La CAV se encuentra bajo control operacional del Comando Conjunto Antártico, dependiente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, y su objetivo es “realizar todas las acciones de abastecimiento de las bases argentinas y el apoyo logístico a las actividades científicas que desarrolla el país en la Antártida”, explicaron las fuentes militares. (Télam)