El ministro de Cultura, Tristán Bauer, y el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce Catacora, participaron este mediodía de la tradicional Fiesta de la Alasita realizada en la explanada del Centro Cultural Kirchner, siendo la primera vez que la celebración con epicentro en la ciudad boliviana de La Paz llega al centro porteño y un mandatario boliviano asiste a ella en la Argentina.

Al grito de "Te queremos, Lucho, te queremos" y "Luche, que se escuche", la comunidad boliviana en la Argentina celebró que Arce participe con ellos de esta ancestral manifestación cultural que tiene al Ekeko como símbolo de la abundancia, la fecundidad y la alegría.

"Estamos aquí para celebrar nuestra famosa fiesta de la Alasita, especialmente para la cultura aymara, y desearle abundancia al pueblo argentino y al boliviano que vive aquí", señaló Arce al despedirse.

Como anfitrión, Bauer celebró el encuentro y agradeció "a las hermanas y hermanos bolivianos y a su presidente por el trabajo mancomunado y la hermandad cultural entre nuestros países".

"Recibimos en el Centro Cultural Kirchner a la comunidad boliviana que tanto queremos y a su presidente, Luis Arce, en esta ceremonia tan importante para el pueblo boliviano y también para nosotros por lo que significa la abundancia, la necesidad del trabajo y la producción", dijo.

Acompañados por el embajador de Bolivia en la Argentina, Jorge Ramiro Tapia Sainz, y por el embajador de la Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, Arce y Bauer recorrieron cada uno de los puestos de la Feria para adquirir las famosas Alasitas, miniaturas de toda clase de elementos y objetos que las personas desean obtener: comida, dinero, casas, autos y aviones que representan viajes.

Luego se acercaron al líder espiritual o yatiri para "sahumar" los objetos y pedirle a la Pachamama que se hagan realidad.

Para Tapia, "un Centro Cultural que respeta nuestras tradiciones, no podía más que ayudarnos a organizar esta fiesta de las Alasita a los pies de Juana Azurduy" y agradeció por ello "al Ministerio de Cultura, a su ministro y a todo su personal que siempre tienen una gran deferencia con el pueblo boliviano".

La fiesta de las "Alasitas", palabra de origen aymara que significa "comprame," se celebra cada 24 de enero desde 1781 en La Paz y otras fechas en el resto de Bolivia. Es una expresión cultural que proviene de antiguas tradiciones ancestrales y precolombinas tiwanacotas, orientadas a la celebración de la fertilidad.

La evolución de la fiesta derivó en el Ekeko, que en la mitología andina y del altiplano simboliza al dios de la abundancia. La deidad está representada con estatuilla vestida con sombrero y cargando alimentos, dinero, vehículos, casas y otros objetos. (Télam)