En el período en el que estuvo habilitado el "Protocolo para el desarrollo de actividades escénicas con público", diversas compañías y artistas como Circo del Sur y el Festival internacional de Circo Independiente (FICI), que recibieron mecenazgo de la Ciudad en 2020, y Circo del Ánima, pudieron brindar espectáculos con público en distintos predios, pero la programación del Polo Circo de la Ciudad de Buenos Aires se mantuvo inactiva, como antes de la pandemia.

Los otros colectivos, sin embargo, pudieron mantener la actividad al adaptarse a las medidas dispuestas por las autoridades en el momento que fue posible, de acuerdo a la evolución de casos de coronavirus.

Según Néstor Martellini, presidente de Circo Abierto, en el predio del Polo "se podrían hacer shows al aire libre".

De parte de la asociación civil, "se presentó un pedido de mecenazgo para trabajar en conjunto con Ciudad y con organizadores foráneos como nosotros para hacer espectáculos aprovechando ese espacio. Pero no salió el mecenazgo".

"Desde 2019 la Dirección General de Promoción Cultural absorbió el Programa Polo Circo y le están dando la misma partida a un teatro que a un Programa", criticó Paola Lalia, integrante de Circo Abierto.

"Promoción cultural cambió a los responsables varias veces a lo largo de estos años, todos muestran una voluntad de volver al programa, el problema es que ahora ya no tiene la autonomía de un programa propio", completó la artista. (Télam)