El papa Francisco instó hoy a la Iglesia a "salir a las periferias", al tiempo que reivindicó que la "compasión" y la "ternura" se pongan en práctica en la vida cotidiana para hacer resonar "la palabra del Evangelio", durante su discurso dirigido a los participantes de la Orden Franciscana Seglar.

"Les animo también a salir a las periferias existenciales de hoy y a hacer resonar allí la palabra del Evangelio", convocó el Papa en el encuentro en el Palacio Apostólico Vaticano con la Orden Franciscana Seglar, una rama de la Familia Franciscana formada por miembros solteros o padres de familia.

Francisco llamó a los laicos presentes en el encuentro -célibes y casados- a ser parte de la "Iglesia en salida", evangelizadores "en medio de la gente y del mundo", consignó la agencia DPA.

"La vocación del franciscano seglar es vivir el Evangelio en el mundo al estilo del 'Poverello' (Pobrecito)", señaló.

Además, resaltó a la "cercanía, compasión y ternura" como actitudes que hay que "poner en práctica en la vida cotidiana".

Asimismo, instó a ser "hombres y mujeres de esperanza, comprometidos a vivirla y también a organizarla, traduciéndose en las situaciones concretas de cada día, en las relaciones humanas, en el compromiso social y político; alimentando la esperanza en el mañana aliviando el dolor de hoy".

Click to enlarge
A fallback.

Por último el Papa, para quien la santidad pasa por "la conversión del corazón, atraído, conquistado y transformado por Jesús", y por "hacer penitencia", aseguró que el penitente responde aceptando "ponerse al servicio de los demás" y usando "la misericordia con los pobres, los frágiles y afligidos". (Télam)