El PAMI llevará a la Justicia al Gobierno porteño, al que responsabiliza por el cierre del Hospital Español, según anunció hoy la titular de la obra social de los jubilados, Luana Volnovich, quien a la noche se reunirá con representantes de la administración de la Ciudad, a la que acusó de tener una "actitud casi mafiosa".

Tanto en la publicación que ayer a la noche escribió en Twitter denunciando la clausura como en las declaraciones que hizo a lo largo del día, Volnovich cargó contra el Gobierno porteño por la clausura.

"Un espacio político que hace catorce años que gobierna esta Ciudad, de un día para el otro manda una inspección, es como diría mi mamá: casi una señal mafiosa, 'fijate lo que hacés porque si no, mira lo que te hacemos', cerrar un hospital en pandemia es una locura", dijo la titular del PAMI en declaraciones realizadas a la prensa en la puerta del centro de salud ubicado en avenida Belgrano al 2900, en el barrio porteño de Balvanera.

Cerca de la medianoche y apenas enterada de la clausura, Volnovich publicó en Twitter la situación que enfrentaban los pacientes del hospital: "Para hoy estaban previstas 26 cirugías, 680 turnos para atención, el tratamiento de 93 pacientes oncológicos, y ocho pacientes inscriptos para realizar quimioterapia. Y podría seguir… Todas estas personas mañana no van a tener un hospital y deberán ser derivadas".

El Hospital Español atiende a 71 mil afiliadas y afiliados de PAMI, y es el mayor centro de derivación de pacientes de coronavirus de la Ciudad, aseguró Volnovich.

La funcionaria responsabilizó por el cierre al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a su ministro de Salud, Fernán Quirós, y adelantó que, desde el PAMI, presentarán una denuncia judicial contra la administración de la Ciudad.

"Clausuraron un hospital en medio de la pandemia más grande de la que tengamos memoria por falta de "una oblea" y unas luces de emergencia????", sostuvo Volnovich en sus tuits.

Sobre cómo seguirá la vía judicial, la titular del PAMI aseguró en un comunicado que ya tiene "un amparo judicial listo para presentar, pero creemos que se puede resolver políticamente, porque esta fue una clausura política".

En tanto, en declaraciones que formuló anoche al canal A24, la titular del PAMI consignó haber hablado con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y con "otros prestadores de la ciudad de Buenos Aires para iniciar un proceso de derivación masiva" para dar "respuesta a esta dramática situación", por la clausura del hospital.

"Hoy nos enteramos de que el Hospital Español de PAMI fue clausurado por la Ciudad de Buenos Aires", escribió anoche Volnovich en su cuenta de Twitter, y adjuntó a la publicación una foto del cartel de clausura.

Desde la Agencia Gubernamental de Control (AGC) de la Ciudad, organismo que se ocupa de las habilitaciones, respondieron que la decisión se tomó a partir de un inspección ordenada por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial Número 22, a cargo de Margarita Braga.

En la inspección, precisaron desde la AGC, se "pudieron comprobar graves fallas de seguridad como ser falta de luces de emergencia en todos los medios de salida, no poseer registro ni mantenimiento de las instalaciones de incendio, instalaciones eléctricas con cables expuestos y derretidos, falta de mantenimiento y registro de 12 ascensores y montacargas y termotanques".

El comunicado de la AGC agrega que "los inspectores comprobaron la existencia de 3 tanques de gasoil de 25 litros cada uno en uno de los subsuelos, lo que representaba un grave peligro", y que al finalizar la inspección se "pudo determinar que más del 70% del edificio (11 pisos y 2 subsuelos) no estaba en condiciones de funcionar, generando un peligro latente para los pacientes y trabajadores del lugar, por lo que se determinó la clausura preventiva".

En tanto, en declaraciones formuladas a la radio La Red esta mañana, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que la clausura "es una decisión totalmente técnica, producto de la responsabilidad que tiene la Ciudad de inspeccionar, controlar, cuidar todo, garantizar la seguridad de la gente".

"En ese marco, la Agencia de Control funciona en forma totalmente independiente. Yo no tengo ninguna injerencia en esas decisiones de control, y, por lo tanto, no voy a subirme a politizar algo que no tiene nada que ver con decisiones políticas", señaló el jefe de Gobierno porteño al ser consultado sobre la clausura.

Esta situación se produce luego de los cruces protagonizados entre el Gobierno nacional y el porteño por la modalidad con la que la ciudad de Buenos Aires lleva adelante la campaña de vacunación contra el coronavirus.

La titular del PAMI viene reclamando a las autoridades porteñas que incorporen al organismo a la campaña para "garantizar el acceso equitativo y efectivo" de los afiliados a la inmunización.

Asimismo, la funcionaria criticó los acuerdos de la cartera de Salud porteña con prepagas y obras sociales para la vacunación de sus afiliados.

"El origen de esta decisión es inexplicable, tan inexplicable como delegar vacunas en todos los centros de salud de la Ciudad y prepagas y se deja al PAMI afuera, entonces acá se mezclan la salud con la política", aseguró esta mañana Volnovich al hablar con la radio AM 750, en respuesta a los dichos del jefe de Gobierno.

Pasado el mediodía, cuando decenas de personas se acercaron al Hospital para averiguar qué ocurriría con sus turnos o con los familiares que se encuentran internados, el PAMI aclaró que "los servicios de ambulancia ya se encuentran derivando a prestadores alternativos y al Hospital Milstein".

"Todas las consultas espontáneas por guardia serán derivadas al Hospital Milstein, ubicado en el barrio de San Cristóbal, en la calle La Rioja 951, a pocas cuadras del Hospital Español. Las cirugías con riesgo de vida pautadas se cumplimentarán", agregaron desde la obra social de los jubilados. (Télam)