El padre de la familia que vivía en el departamento que se incendió en el barrio porteño de Recoleta, donde murieron cinco de sus integrantes, se encontraba este mediodía internado en una sala de terapia intensiva del Hospital Rivadavia con quemaduras en el rostro y afecciones en su sistema respiratorio, se informó oficialmente.

El hombre de 55 años es asistido con respiración mecánica, según el parte médico, en tanto otro integrante de la familia –un joven de 23 años- se encuentra estable en observación en el mismo establecimiento médico, con “un tratamiento de oxigenoterapia” debido a que inhaló humo.

El incendio se registró a las 5.50 en el séptimo piso del edificio de Ecuador 1062, por causas que aún se desconocen, y se extendió rápidamente al piso superior, consecuencia de lo cual cinco personas murieron y 35 debieron ser asistidas y derivadas a distintos hospitales porteños.

En el hospital Fernández permanecen internadas cinco mujeres adultas y tres menores de 4, 10 y 13 años, que se encuentran en observación por inhalación de monóxido de carbono.

Entre las adultas internadas se encuentra una mujer de 37 años con un embarazo de 34 semanas, que se encuentra estable y que “ingresará a una cámara hiperbárica solo por precaución”, en tanto otra joven de 25 años está en una unidad de terapia intensiva.

A dicho hospital también fue derivada una de las víctimas fatales, una mujer que ingresó con un paro cardíaco y que falleció poco después, según la información oficial difundida por el Ministerio de Salud porteño.

Los tres menores fallecidos (dos niños de 3 y 8 años y una nena de 9 años) habían sido derivados al Hospital Gutiérrez.

En ese establecimiento permanecen internados dos chicos de 13 y 14 años y otra chica de 14 que llegaron con un cuadro de intoxicación con monóxido de carbono, además de un joven de 22 con el mismo diagnóstico.

Por su parte, en el Hospital Ramos Mejía permanecen internados tres vecinos del edificio incendiado y tres efectivos policiales que participaron del operativo y fueron afectados por inhalación de humo.

También a ese centro médico había sido derivada la quinta víctima fatal, una mujer de 51 años.

Finalmente, en el Hospital Elizalde están internados un hombre de 35 años y su hija de 7 años con un cuadro de intoxicación de monóxido de carbono, mientras que en el Hospital Durand son atendidos otros dos pacientes por el mismo cuadro. (Télam)