El intendente de Tigre, Julio Zamora, decretó la prohibición del uso y comercialización de pirotecnia sonora en todo el municipio con el objetivo de proteger a personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA), niños y adultos mayores, así como evitar daños a mascotas y fauna en general.

La normativa, que tiene su antecedente en 2019, cuando se vedó el uso de pirotecnia en actos oficiales y espectáculos públicos municipales, es pionera en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires y será elevada al Concejo Deliberante para su convalidación.

El decreto prohíbe en el Partido de Tigre la utilización, tenencia, acopio, depósito, exhibición, fabricación, detonación, comercialización al público minorista o mayorista de pirotecnia y cohetería con efecto sonoro; a excepción de artificios para señales de auxilio, emergencias náuticas y para el uso de las Fuerzas Armadas, de seguridad y/o Defensa Civil, se informó oficialmente.

La comuna que conduce Zamora dijo que los estruendos de la pirotecnia, en los pacientes con T.E.A, genera un alto nivel de estrés, de miedo, hasta crisis de llantos y gritos, que los pueden llevar a autolesionarse y a incurrir en "actitudes agresivas, como forma de manifestar la molestia"

En el caso de las mascotas, aves y fauna en general, pueden llegar a sufrir daños auditivos, desorientación y quemaduras.

En este marco, la resolución considera "imprescindible la adopción de medidas públicas concretas, a fines de prevenir accidentes" y que se ejecuten "en forma concomitante con la adopción de actividades de concientización de los ciudadanos, mediante campañas de difusión que informen a la comunidad la prohibición del uso de cierto tipo de pirotecnia y los peligros que su utilización conlleva".

(Télam)