La Unesco decidió eliminar al puerto de Liverpool de su lista del patrimonio mundial debido al desarrollo de proyectos inmobiliarios -incluido un nuevo estadio de fútbol- que, de acuerdo al Comité de ese organismo van en detrimento de la autenticidad e integridad del sitio.

La decisión se tomó tras una votación secreta del comité de la Unesco en una reunión en Fuzhou, China. Luego de dos días de debate, finalmente se impuso, por trece votos a favor y cinco en contra, la posición de eliminar a Liverpool de la lista.

"Cualquier eliminación de la lista del patrimonio mundial, es una pérdida para la comunidad internacional y para los valores y compromisos compartidos internacionalmente en virtud de la Convención del Patrimonio Mundial", indicó el organismo en un comunicado.

Después del Valle del Elba en Dresde en Alemania y el Santuario del Órix Árabe en Omán, Liverpool es el tercer emplazamiento que pierde su estatus de patrimonio mundial tras haber sido incluido en la lista en 2004.

Ubicada en el noroeste del Reino Unido, en la desembocadura del río Mersey con el mar de Irlanda, Liverpool -cuna también de los Beatles- fue pionera en desarrollos con tecnología moderna aplicada a muelles, sistemas de transporte y gestión portuaria.

La Unesco había advertido previamente que los desarrollos, incluido el nuevo estadio de fútbol Everton, habían provocado un grave deterioro del sitio histórico, según dijo su director, Mechtild Rossler, a la BBC.

Sin embargo, el proyecto denominado como Liverpool Waters y el estadio de fútbol Everton, siguió adelante junto con otros desarrollos.

Tras el anuncio, el Gobierno se mostró "extremadamente decepcionado" y cree que Liverpool todavía merece su estatus de patrimonio "dado el importante papel que han desempeñado los muelles históricos y la ciudad en general a lo largo de la historia". (Télam)