El ministro de Defensa, Jorge Taiana, encabezó hoy en el Apostadero Naval la ceremonia de finalización de la 118° Campaña Antártica de Verano (CAV) 2021/2022, durante la cual se llevó a cabo el abastecimiento de todas las bases argentinas en el continente blanco, el traslado y relevo de personal militar, civil y científico y el repliegue de residuos y felicitó a los presentes por los objetivos logrados y superados.

"Se ha cumplido el objetivo sin novedad, pero es una novedad extraordinaria y se ha dado muestras de una capacidad profesional y de un esfuerzo extraordinario", afirmó este mediodía el Ministro Taiana en el Apostadero Naval en el acto del cierre de la 118° Campaña Antártica de Verano 2021/2022 en el Rompehielos ARA "Almirante Irízar".

Tras entonar estrofas del Himno Nacional Argentino, el ministro Taiana, afirmó que se "recuperó el tiempo que debimos paralizarnos por la pandemia".

Entre los logros realizados en el desarrollo de la Campaña Antártica de Verano 2021/2022, Taiana resaltó el haber avanzado "en incorporar la escuela en la Base Esperanza, poner los cimientos para permitir las antenas para los satélites de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), donde se colocará al menos una antena en la campaña del próximo verano".

A su vez, subrayó que Petrel se asienta como base de hibernada para "ir desplegando todo su potencial", además de profundizar la extracción de todo el material rezagado.

"Lo único que queda es un compromiso mayor para la campaña Antártica 2022/2023", agregó el Ministro.

El desarrollo de la Campaña Antártica de Verano es parte de la política de fortalecimiento de la presencia antártica para resguardar la soberanía y los intereses de nuestro país en el continente blanco.

La 118° CAV 2021/2022 se inició oficialmente el 11 de enero con la zarpada del Rompehielos ARA "Almirante Irízar" hacia el continente blanco y arribó al Apostadero Naval el lunes pasado.

Bajo la dirección del Comando Conjunto Antártico (Cocoantar), dependiente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, se cumplió eficazmente con el objetivo de realizar todas las acciones de abastecimiento de las bases argentinas y brindar el apoyo logístico a las actividades científicas que desarrolla nuestro país en la Antártida.

El periplo del Rompehielos ARA "Almirante Irízar" estuvo dividido en tres etapas que permitió el provisionamiento y relevo de dotaciones de todas las bases que la República Argentina mantiene operativas: siete permanentes (Esperanza, Marambio, San Martín, Orcadas, Carlini, Belgrano II y la recientemente abierta, Petrel); y las transitorias Decepción y Primavera.

En esta nueva edición participaron 1.065 personas, entre personal militar, científico y 14 menores de edad que forman parte de la invernada familiar de la dotación de la base Esperanza, donde se procedió a la reapertura de la Escuela "Presidente Alfonsín".

El relevo de las dotaciones y el reabastecimiento con víveres, combustibles e insumos de todas las bases nacionales incluyó el repliegue de residuos históricos en el marco del Plan 2020/24.

Estos datos fueron reforzados en el acto de finalización por el Comandante Conjunto Antártico, Edgar Calandin, quien afirmó que el cierre de la Campaña Antártica de verano "se realizó sin novedad, que quiere decir con el objetivo previsto, cumplido y superando las expectativas".

"Implicó 263 días de navegación ininterrumpidas de unidades terrestres, navales y aéreas, incluyendo más de 600 horas de vuelo y más de 47 mil millas navegadas por unidades navales en 138 días, además del despliegue de 206 científicos y técnicos entre las 7 bases permanentes y las 4 temporarias, que se abrieron durante la campaña de verano", remarcó el General de Brigada Edgar Calandin.

Asimismo, se puso en marcha el proyecto de transformar a la base Petrel en permanente, con el objetivo de consolidar un polo logístico antártico que convierta a la Argentina en una puerta de ingreso al continente blanco, materializado en los Polos Logísticos Ushuaia y Petrel.

La primera etapa consistió en la recuperación de capacidades habitacionales de Petrel, de su casa principal y de emergencia y del hangar; además de realizar estudios de impacto ambiental y de factibilidad de construcción de un muelle y pistas.

El ministro de Defensa estuvo acompañado por los cuatro jefes de las Fuerzas: el jefe de Estado Mayor Conjunto, Juan Martín Paleo; el jefe de la Marina, Almirante, Julio Guardia; Brigadier General de la Fuerza Aérea, Xavier Isaac y el jefe del Estado Mayor del Ejército, Guillermo Pereda.

Acompañaron también la ceremonia el secretario de Asuntos Internacionales, Francisco Cafiero, la embajadora de Finlandia (Extraordinaria y Plenipotenciaria) Kirsi-Marjukka y la agregada de Comercio, Heta Pyhälaht.

(Télam)