Los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires anunciaron hoy que junto al de Mujeres, Géneros y Diversidad realizaron capacitaciones sobre identidad de género y derecho al trato digno para más de 700 trabajadores de hospitales localizados en territorio bonaerense.

En el marco de los diez años de la sanción de la Ley 26.743 de Identidad de Género, se realizó el taller "Salud, géneros y diversidad: derecho al trato digno" en los hospitales bonaerenses de Samic El Cruce (Florencio Varela), Samic Bicentenario (Esteban Echeverría) y Eva Perón (General San Martín), indicó el Ministerio de Salud a través de un comunicado.

De esta forma, más de 700 personas del sector administrativo, seguridad y mantenimiento de los tres hospitales participaron de jornadas de sensibilización sobre Ley Identidad de Género y derecho al trato digno de las personas LGTBIQ+ en el sistema de salud.

Candela Cabrera, directora de Géneros y Diversidad, que participó del curso, destacó la importancia de llevar adelante el taller en articulación con tres ministerios "para dar respuesta y revertir la baja expectativa de vida de las personas trans que sigue sin superar los 40 años porque no tienen acceso a la salud, a la educación, al trabajo, a una vida digna".

A su vez, señaló que "ya no hay más lugar para hacernos los desentendidos, no hay más tiempo para desconocer una Ley nacional, y el sistema de salud es un eslabón fundamental para esta necesaria transformación".

Los talleres, que se desarrollaron durante noviembre, tuvieron como propósito promover la incorporación de la perspectiva de géneros y diversidad en las prácticas administrativas.

Además, buscan sensibilizar en torno a la Ley de Identidad de Género para fin de garantizar el derecho al trato digno y el reconocimiento de la identidad de género de las personas trans, travestis y no binaries.

La discriminación y exclusión de este colectivo responde a la vigencia de un paradigma patologizador que aun continúa operando en el sistema de salud.

Por este motivo, garantizar el acceso a la atención de la salud de manera integral, en consonancia con los derechos consagrados en la Ley de Identidad de Género supone incorporar el enfoque de géneros y diversidad, y transformar las prácticas de atención y cuidado en el sistema de salud para orientarlas hacia formas más inclusivas y accesibles.

También participaron del curso la directora de Protección de Derechos de la Diversidad Sexual y de Géneros del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Magui Fernández Valdez, y el coordinador del Programa provincial de implementación de Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Dirección de Equidad de Género del Ministerio de Salud de la Provincia, Cesar Bissutti. (Télam)