El presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Rubén Geneyro, afirmó que "la soberanía tecnológica también es soberanía integral para todo el país" y destacó que "un INTI cerca ayuda a mostrar nuestra industria, la riqueza de nuestro entramado productivo y nuestro desarrollo federal", en el marco de los 65 años del instituto y las actividades que se realizarán durante todo el año por su aniversario.

"Los 65 años nos permiten desarrollarnos en cada región del país y así mostrar cómo nos posicionamos y la riqueza de nuestro entramado productivo. Este INTI cerca también es un INTI que ayuda a mostrar nuestra industria, nuestro desarrollo federal y eso es contemplar soberanía. La soberanía tecnológica también es soberanía integral para todo el país", sostuvo Geneyro en diálogo con Télam.

Con motivo de esta efeméride, este instituto que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo desarrollará a lo largo del 2022 encuentros en todo el país con el objetivo de acercar las capacidades tecnológicas del organismo al entramado PyME (pequeña y mediana empresa) y establecer articulaciones para promover el desarrollo productivo de cada sector, desde gobiernos provinciales, universidades y actores del sistema científico y tecnológico, hasta cámaras industriales y empresas.

En este marco, el INTI lanzó el concurso "Sabores que te acercan al NOA" destinado a las provincias de Catamarca, Jujuy, Santiago del Estero, Salta y Tucumán, que se desarrollará el 27 y 28 de julio.

Télam conversó con el titular del instituto para conocer el trabajo del INTI en su apoyo al desarrollo productivo, las acciones para promover la industria 4.0 y cómo orienta sus proyectos desde la sustentabilidad.


-Télam: ¿Cómo es el trabajo del INTI?

-Ruben Geneyro: Es bastante difícil resumir al INTI porque tenemos una oferta de 5 mil servicios a la industria. Muchas veces nos comportamos como laboratorio de innovación y desarrollo que una empresa pequeña o grande no tiene y en eso acompañamos un nuevo producto. Tenemos la capacidad de colaborar en todos los procesos productivos para mejorar la competitividad de las empresas.

Trabajamos con tres ejes. Hoy, la mirada de una industria sustentable, el cual es uno de los objetivos más fuertes para nosotros. Además, una industria que lleve adelante un proceso de transformación digital, o lo que se llama industria 4.0. Y, también, propiciar una industria que mire la internacionalización, es decir, exportar.

-T: ¿De qué se trata la industria 4.0 y cómo se está desarrollando en la Argentina?

-RG: Es un proceso bastante incipiente en Argentina y también de alguna manera en todo el mundo. ¿Qué implica? Empezar a combinar los procesos productivos desde una mirada de lo que es el equipamiento de la maquinaria vinculado a la inteligencia artificial, a la automatización, la lógica de la robótica, el internet de las cosas. Entonces empezamos a vincular nuestros procesos productivos con procesos no físicos.

En Argentina hubo un estudio del 2018 que mostraba que solo el 5% de las empresas argentinas estaba trabajando específicamente en esto, un 45% estaba en un proceso de ver cómo se acercaba al paradigma de la industria 4.0 y un 50% estaba muy alejado. Esto implicó iniciar un proceso de sensibilización para mostrar a las empresas la importancia de avanzar en estos procesos de transformación digital. Estas inversiones a veces no son tan costosas, pero tienen un alto impacto. También, desmitificar que avanzar en ese paradigma no es tener menos empleo, sino tener otro tipo de empleo, muchas veces más calificado y en mejores condiciones.

T: Otro de los ejes que nombrabas es el de sustentabilidad. Teniendo en cuenta que uno de los ejes del Plan Productiva 2030 es potenciar la minería, ¿cómo encaran desde la sustentabilidad estos temas que han sido cuestionados por amplios sectores de la sociedad, como pueden ser la extracción de litio en el noroeste argentino, la megaminería en Chubut y el fracking en Vaca Muerta?

-RG: Hay un Plan de Desarrollo Minero que tiene como pilar la sustentabilidad, lo cual es una política que adicionalmente trabaja la Secretaría de Minería de la Nación y las provincias en su rol estratégico con la minería. Hay que tener en cuenta que hay distintas miradas sobre la minería. Hoy hay una búsqueda integral de que tenga procesos más sustentables y de hecho se trabaja permanentemente. En esos procesos lo que el INTI trabaja particularmente hoy en día es cómo tenemos a nuestras PyMES en mejores condiciones de estándares de calidad para poder ser proveedoras de un sector que realmente es muy pujante y tiene una potencialidad enorme. Si pensamos en los procesos de sustentabilidad, la minería es clave para poder tener los insumos para avanzar en energías renovables.

-T: Por la celebración de los 65 años se realizará el "Concurso Sabores que te acercan al NOA". ¿Cuál es su objetivo? ¿Por qué es importante agregarle valor a las materias primas en Argentina?

-RG: Ahí tenemos un punto clave. Primero, por lo que para nosotros implica la potencialidad de Argentina en términos de alimentos. Para que esos alimentos, además, generen una posibilidad de mayor desarrollo la clave es el agregado de valor, por eso es uno de los ejes que venimos haciendo con cada región del país. En el caso del NOA, hemos definido hacer un concurso con un objetivo claro. El primero es de alguna manera ayudar a dar a conocer emprendimientos y empresas que ponen el foco en productos típicos de la región. Desde esa mirada se premia a quienes tienen un producto con originalidad en la presentación con un uso mayor de materias primas locales o técnicas y saberes ancestrales, o donde el rol particular lo tienen jóvenes emprendedores o con perspectiva de género. Esto permite acercar nuestras capacidades y decirle a cualquier emprendedor, cualquier pyme del país, que existe la posibilidad de ser acompañados para consolidar sus proyectos desde el INTI.

-T: Una de las categorías que mencionaba para el concurso es la de productos elaborados con técnicas y saberes ancestrales. ¿Cuál es el vínculo del INTI con las comunidades indígenas y el desarrollo de sus propias tecnologías?

-RG: Tenemos distintos grados de desarrollo en función de la articulación en las distintas provincias. Por ejemplo, con algunas comunidades, en particular de Salta, estamos aportando un tema estratégico que es el agua a través de distintos procedimientos para acercarles este recurso, que es de consumo humano pero también para que puedan hacer el desarrollo de sus productos. En esa dinámica vamos acompañando distintas realidades. Al estar en cada provincia tenemos la posibilidad de acompañar a las políticas provinciales y a las miradas que hay sobre comunidades indígenas y sus desarrollos. Hay distintas herramientas y formas en que nos vamos vinculando, siempre tratando de aportar algún apoyo que desde el desarrollo tecnológico pueda mejorar las condiciones de producción y de vida en que desarrollan sus tareas.

-T: ¿Hacia dónde dirige su trabajo el INTI a 65 años desde su creación?

-RG: El INTI tiene como función en este año que cumple 65 años consolidar un trabajo de acompañamiento al entramado productivo. Lo hacemos con gobiernos provinciales, universidades, actores del sistema científico y tecnológico, cámaras industriales y empresas. Es mostrar la potencialidad que tiene la industria nacional, que realmente hay una enorme capacidad que hoy se está demostrando por capacidad instalada, inversiones, por generación de empleo industrial. Se está llevando adelante porque hay políticas de Estado, porque nuestro gobierno, nuestro ministerio, está llevando adelante un fuerte apoyo. (Télam)