El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) realizó una auditoría sobre los procesos de calibración que se utilizan para asegurar la exactitud de los instrumentos de medición de temperatura y humedad en toda la distribución de las vacunas contra el coronavirus desde que arriban al país hasta la llegada a los centros vacunatorios, se informó hoy oficialmente.

El organismo subrayó que “en el contexto de la actual” pandemia “uno de los desafíos que se presenta en la carrera de vacunación tiene que ver con el cumplimiento de una serie de requisitos de temperatura para la conservación de las dosis durante su almacenaje, preparación y distribución”.

Desde el INTI, Emilio Löbbe, aseguró que “lo que hicimos fue auditar los procesos de calibración de los instrumentos de medición que la empresa (Andreani) utiliza para medir la temperatura durante el almacenamiento en las cámaras de frío y el transporte en vehículos con equipos de refrigeración”.

“Trabajamos en la supervisión de los procesos de calibración de los sensores de temperatura de las cámaras y los data loggers, que son instrumentos portátiles que permiten registrar la temperatura durante la distribución”, detalló.

La firma, que ganó una licitación para realizar esta tarea clave para la salud pública y para asegurar el control de la cadena de frío en todo el proceso, decidió incorporar su laboratorio de calibración de los instrumentos de medición al Servicio Argentino de Calibración (SAC).

Esta red, supervisada por el INTI, funciona en el país hace más de 30 años y tiene una competencia técnica asegurada porque sus patrones de referencia son trazables al Sistema Internacional de Unidades, y porque los certificados e informes que emite son técnicamente válidos. (Télam)