El huracán Olaf se debilitó hasta llegar a categoría 1 esta madrugada cuando se desplazaba sobre el sur de la península mexicana de Baja California, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Miami, y las autoridades reportaron que no hubo heridos hasta el momento.

El ciclón provoca "vientos de huracán y fuerte lluvia sobre el sur de Baja California Sur", al noroeste de México, señaló el NHC en su último reporte.

Olaf se convirtió en huracán la mañana del jueves y tocó tierra como categoría 2 en la escala de Saffir-Simpson (de 5) ayer por la noche cerca de San José del Cabo, en el municipio de Los Cabos.

Hasta el momento las autoridades no reportaron heridos, según informó la agencia de noticias AFP.

A las 6.00 GMT (3.00 de Argentina), el ciclón se encontraba a 55 km de Cabo San Lucas y a 75 km norte-noroeste de La Paz, Baja California Sur, y se desplazaba hacia el noroeste con vientos máximos de 150 km/h, detalló el NHC.

Ante el riesgo de inundaciones se evacuó un hospital público de Los Cabos, uno de los destinos turísticos más visitados de México, reportó el departamento de Protección Civil de Baja California Sur.

El martes pasado las fuertes lluvias inundaron un hospital de Tula, en el céntrico estado de Hidalgo, provocando la muerte de 14 pacientes que estaban internados con coronavirus, quienes se quedaron sin ventilación mecánica.

El pronóstico del NHC es que "el centro de Olaf se moverá a lo largo del costa suroeste de Baja California Sur" durante este viernes y Conagua, la autoridad meteorológica de México, estimó que el huracán se degradará a tormenta tropical en las próximas horas.

Autoridades de Baja California Sur habilitaron ayer albergues para 6.000 personas y el Gobierno estatal suspendió actividades laborales en el sector público en Los Cabos y La Paz.

Los puertos fueron cerrados a embarcaciones de porte pequeño y turismo náutico, así como los aeropuertos de Los Cabos y La Paz; mientras se suspendieron las clases presenciales de todos los niveles durante este viernes. (Télam)