El huracán Agatha se fortalecía hoy en aguas del Pacífico de México mientras avanzaba hacia la costa suroeste del país, adonde podría llegar convertido en un ciclón de categoría 3, según pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El meteoro, actualmente en categoría 1 de 5 en la escala de Saffir-Simpson, ascendería a categoría 2 entre la tarde y la noche de este domingo, informó Alejandra Méndez, coordinadora general del SMN en una videoconferencia, consignó la agencia AFP.

Pero la elevada temperatura del mar frente a las costas de los sureños estados mexicanos de Oaxaca y Guerrero -arriba de los 31 grados- y la lentitud de su desplazamiento podrían impulsar a Agatha hasta categoría 3, con vientos de 178 a 200 kilómetros por hora, estimó la experta.

"Se pronostica que el huracán toque tierra probablemente como categoría 3 entre Puerto Escondido y Huatulco, Oaxaca", detalló Méndez, quien espera que el impacto ocurra este lunes.

Agatha se encontraba a 315 kilómetros al oeste de Puerto Ángel en México y desarrollaba vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora, mientras se desplaza al norte a unos 4 kilómetros por hora, según el más reciente reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Autoridades de los estados sureños de Oaxaca, Guerrero y Chiapas pusieron en marcha desde el sábado acciones preventivas como protección de inmuebles cercanos a la costa y llamados a la población que vive en zonas vulnerables para resguardarse en áreas seguras, reportaron medios locales.

También cerraron los puertos en Oaxaca y Guerrero y alertaron a quienes navegan en la zona de influencia del fenómeno a "extremar precauciones" por vientos fuertes y oleaje elevado.

En el área de Puerto Escondido y Huatulco, destinos populares entre europeos y estadounidenses amantes del surf, se habilitaron 203 refugios temporales, con capacidad para 26.800 personas, así como algunos hoteles para guarecer a 5.240 turistas identificados, informó un vocero del sistema de Protección Civil.

La Comisión Nacional del Agua de México además dispuso vigilancia especial en ríos y presas de Oaxaca, Guerrero, Chiapas (sur), Veracruz y Tabasco (este), ante eventuales crecidas en sus caudales y niveles de almacenamiento por las fuertes lluvias.

"Las lluvias provocadas por el sistema podrían incrementar los caudales de ríos y arroyos, así como provocar inundaciones en las zonas bajas de la región con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros", advirtió la dependencia.

México sufre cada año el embate de ciclones tropicales tanto en su costa Pacífica como Atlántica, habitualmente entre mayo y noviembre. (Télam)