El Hospital Posadas realizó una exitosa transfusión entre gemelos dentro del útero materno gracias al abordaje interdisciplinario y experiencia en procedimientos de alta complejidad con la que cuenta el Departamento Perinatal de este centro de salud, y según los especialistas, Noah y Bastian se encuentran "estables junto a su madre", se informó hoy oficialmente, luego del nacimiento de los niños.

Lorena llegó al Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas derivada de Santa Fe con un embarazo de 24 semanas con un diagnóstico de Secuencia Anemia Policitemia, una complicación que ocurre en un 5% de embarazos gemelares monocoriales.

Según informó hoy el Ministerio de Salud, en un comunicado, estos casos son muy poco frecuentes en nuestro país dado que ocurren entre 8 y 15 por año.

Marcelo Vega, especialista en toco-ginecología y medicina fetal del Hospital Posadas, explicó que "esta es una complicación muy poco frecuente que ocurre en los embarazos gemelares monocoriales, que comparten una placenta única y su circulación sanguínea".

En estos embarazos, entonces, existe una transfusión de un feto donante o anémico a su gemelo receptor o policitémico, y ocurre de manera crónica y lenta en el segundo y tercer trimestre.

El diagnóstico se realiza a través de un estudio doppler de arteria cerebral media, donde la sospecha radica en una placenta diferenciada siendo hipertrófica y blanca la porción del anémico y delgada y tenue la del policitémico.

Vega explicó que esta patología puede generar diferencias muy importantes en los glóbulos rojos entre ambos fetos, y por ende también, la muerte de alguno de ellos o consecuencias graves para su salud.

El riesgo de mortalidad perinatal es del 18% y neonatal del 31%, pero el riesgo de secuelas neurológicas a largo plazo del 18%, sobre todo para el feto anémico.

"Se realizaron todos los estudios pertinentes para determinar el diagnóstico preciso y el estado de situación y de gravedad. Por lo cual, se procedió a realizar una transfusión intrauterina guiada con ecografía con buena tolerancia", concluyó el especialista.

El tratamiento depende de cada caso: puede realizarse un manejo expectante; laser placentario; transfusión intrauterina del anémico y/o exanguinotransfusión parcial del policitémico; nacimiento prematuro o bien el feticidio selectivo (según legislación local).

Silvia García, jefa de Neonatología del Hospital Posadas, en diálogo con Télam, contó que los bebés nacieron en la semana 29.

"Bastian pesó 1 kilo y medio, tuvo un curso neonatal simple, con lo cual requirió de un apoyo respiratorio mecánico por pocos días, y actualmente está en recuperación nutricional", detalló la especialista.

En tanto, continuó, Noah -que pesó 1 kilo- tuvo un curso neonatal que requirió de alta complejidad y de mayor tiempo de asistencia respiratoria mecánica y nutrición parenteral.

"Actualmente continúa requiriendo ventilación no invasiva, y pesa 2 kilos. Se encuentra con displasia broncopulmonar, pero está estable", dijo.

"Estos bebés cuando nacen tienen inmadurez pulmonar, entonces se les pasa una sustancia surfactante para ayudarles a mejorar la maduración del pulmón", explicó García.

Para finalizar, la especialista detalló que ambos bebés se encuentran estables y que "tenemos el apoyo de la mamá que está en Casa Posadas, lo que le permite estar continuamente en contacto con sus dos bebés". (Télam)