El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), trasladó a la Patagonia el helicóptero canadiense “Chinook”, con capacidad de arrojar 10.000 litros de agua, luego de haber operado en los incendios del Delta del Paraná, se informó hoy.

La aeronave regresó a la base ubicada en Chapelco, provincia de Neuquén, donde quedará disponible para operar a "requerimiento de las jurisdicciones que soliciten intervención" en el combate de incendios en la región.

El medio aéreo, que arribó al país a principios de enero, es el que "mayor capacidad de disparo" de agua tiene en Argentina, detalló la cartera de Ambiente.

En el área del Delta del Paraná, logró hacer 24 descargas cada dos horas de 10 mil litros de agua, lo que se tradujo en una frecuencia de disparo cada 5 minutos.

El helicóptero trabaja de manera regular en ciclos de dos horas, para luego trasladarse a hacer el reabastecimiento de combustible que se necesita para continuar con las tareas. (Télam)