El Gobierno subrayó que "no se está pensando en suspender la temporada" turística de verano ante el aumento de casos positivos de coronavirus y las imágenes de grandes cantidades de jóvenes aglomerados en playas.

"La idea nuestra no es cerrar la temporada, pero sí seguir insistiendo con la responsabilidad individual y cuando ésta no alcanza o no llega, garantizar que haya una presencia del Estado que le diga al ciudadano cómo tiene que actuar", señaló el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

Durante una recorrida por el partido bonaerense de Villa Gesell, en la Costa Atlántica, el funcionario nacional destacó la continuidad de la temporada turística de verano, aunque barajó restricciones "para aquellos lugares donde no se cumplen los protocolos".

"Si seguimos cuidándonos, va a haber temporada hasta marzo", remarcó el ex presidente de San Lorenzo. Y, ante la posibilidad de que se tomen medidas restrictivas para contener la suba de contagios en las últimas semanas, el integrante del Gabinete aclaró: "Estas medidas van a ser para aquellos lugares donde no se están cumpliendo algunos protocolos o donde no hay una presencia fuerte del Estado que permita que no se den estas situaciones que vimos en los últimos días". PT NA