La Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable de Neuquén (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) entregaron en la capital provincial dos viviendas destinadas a mujeres que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Se trata de dos unidades habitacionales con tres dormitorios cada una, que fueron gestionadas y construidas luego de un pedido de asistencia de los representantes de la capilla Jesús Misericordioso del barrio Cuenca XV.

La construcción de las viviendas surgió de un encuentro entre el presidente de ADUS-IPVU, Marcelo Sampablo, y los sacerdotes Mauro Cavalieri y Francisco Flynn,.

Los párrocos solicitaron asistencia para dar respuestas a diversas situaciones, entre ellas la de una joven madre con seis niños y para otras tres mujeres, todas en estado de vulnerabilidad.

“Esta gestión forma parte de la política pública del IPVU que prioriza las situaciones de vulnerabilidad extrema, y en este caso se ha buscado focalizar la necesidad en encontrar estos grupos necesitados”, explicaron desde el organismo.

Asimismo, informaron que también se acordó el trabajo en común con otros organismos del Estado, para articular asistencia y brindar un abordaje interdisciplinario a las beneficiarias.

Las viviendas de 66 metros cuadrados están emplazadas en un mismo terreno y cuentan con cocina-comedor, tres dormitorios y un baño cada una.

Fuentes del organismo detallaron que la inversión fue de 11.756.550,16 pesos, aportados por el Gobierno provincial, y que las unidades habitacionales se entregaron mediante un contrato de comodato.

(Télam)