El Gobierno de La Rioja no prevé flexibilizar las restricciones que vencerán el próximo viernes, 21 de mayo, ni en el corto plazo, debido a que los niveles de contagio de coronavirus aún son altos, en especial en el interior provincial, se anunció hoy oficialmente.

El jefe de Gabinete de la provincia, Juan Luna, dijo hoy en la radio local Provincia que “el viernes vence el Decreto de las restricciones vigentes, pero insisto que no podemos pensar en habilitar algunas actividades con esta cantidad de casos diarios que tenemos”.

"Estamos transitando la segunda ola, habíamos disminuido la curva de 150 a 70 casos diarios durante tres semanas, pero ahora lamentablemente se ha incrementado la curva. Superamos los 150 casos diarios, lo que genera mucha presión sobre el sistema de salud",

En cuanto a las clases, Luna explicó que "hay que decir que es semipresencialidad, con protocolos muy cuidados; por ahora en Capital podemos continuar, pero con los números que tenemos por lo menos esta semana no va a volver la presencialidad en el Interior".

Sobre el aniversario de La Rioja, el 20 de mayo, el funcionario resaltó que será "nuevamente atípico, como el del año pasado, sin desfiles, sin actos, con actividades oficiales pero con muy poca gente”.

"Hay que hacer el esfuerzo estos meses. Estamos más cerca del final que del inicio de la pandemia, estoy convencido que estos tres meses es lo último grave que nos toca vivir, después el calor y la vacuna nos van a ayudar a recuperar la sociabilidad a la que estábamos acostumbrados”, sostuvo el funcionario.

Luna agregó que “en general hay un gran acompañamiento a las medidas que tomamos, uno puede ver eso después de las 23 horas, de cómo la circulación se desploma. Donde no estamos cumpliendo es en las reuniones chicas, cumpleaños, juntadas familiares o entre amigos”.

En tanto, el hospital universitario Virgen María de Fátima, especialmente preparado para internados por Coronavirus, confirmó hoy que "seguimos trabajando al límite por la gran cantidad de internados que registra tanto en Terapia Intensiva donde tiene un 90% de ocupación y en Terapia Intermedia, un 100% de ocupación".

"Apenas se libera una cama es automáticamente ocupada por un nuevo paciente. El 52% de los pacientes tiene entre 40 y 69 años, mientras que un 24% son menores de 40 años y un 8% mayores de 70 años" y "con el avance del proceso de vacunación debería comenzar a bajar en el corto plazo el número de internados", concluyó el hospital. (Télam)