El Gobierno de La Pampa informó que en contexto de la pandemia por coronavirus la Provincia ahorra 30 millones de pesos mensuales en la producción de oxígeno, satisface la demanda sin necesidad de depender del sector privado y resolvió la compra de un nuevo equipo, que incrementará la producción en un 40%.

A través de la Agencia Provincial de Noticias, el Gobierno afirmó que "hoy, bajo la producción del Estado, La Pampa ahorra 30 millones de pesos mensuales en la producción de oxígeno y satisface la demanda que con la pandemia, se incrementó exponencialmente".

"Se consolida así el proceso de independencia en la elaboración del vital elemento que inició Carlos Verna en su primera gestión de Gobierno, cuando decidió terminar con la dependencia del sector privado que manejaba discrecionalmente el valor del oxígeno", señaló el ejecutivo provincial.

Al respecto informó que desde el inicio de la pandemia "el gobernador Sergio Ziliotto dispuso un plan de acción estratégico para fortalecer la infraestructura y contar con los insumos necesarios para hacer frente al virus que, principalmente, ataca las vías respiratorias".

"En este sentido la Provincia avanza en la incorporación de nuevo equipamiento que permitirá aumentar en un 40% la producción estatal de oxígeno, para lo cual el proceso se encuentra avanzado", adelantó.

También aseguró que logró "terminar con el manejo arbitrario de los costos del gas medicinal por parte de empresarios privados, que operaban bajo normas monopólicas, habida cuenta que hoy, la producción y distribución de oxígeno medicinal en el país se reduce al control de tres empresas privadas".

Se detalló que entre 2004 y 2005 se elaboró el proyecto para la compra de las plantas productoras de oxígeno y en 2007 comenzaron a funcionar produciendo 50.400 mts3/mes.

Entre 2019 y 2020 se llevaron adelante acciones que permitieron aumentar la capacidad de producción de las plantas llevándolas a 72.000 mts3/mes.

El equipamiento está en funcionamiento desde su instalación, lapso en el cual Salud Pública fue formando los agentes que hoy tienen a cargo la administración de las plantas.

"Que la producción de oxígeno sea una política de Estado con continuidad en el tiempo permitió, en plena pandemia y con el consumo duplicado, satisfacer los requerimientos del sistema de salud, con un producto que es sometido a un doble control de calidad, interno y externo", señaló el Ejecutivo. (Télam)