El Gobierno de Entre Ríos aseguró hoy que, según los datos epidemiológicos de las últimas dos semanas, se espera "un nuevo pico" de casos de coronavirus entre diciembre y enero próximo.

"Estamos muy expectantes, con mucha atención y desarrollando todas las acciones necesarias", advirtió hoy la ministra de Salud provincial, Sonia Velázquez.

En declaraciones a la prensa, remarcó que el aumento de casos se deberá a "la circulación de la variante Delta", que provocó que en las últimas dos semanas se registre "una tendencia en aumento" de los casos, aunque "en niveles bajos de contagio".

Velázquez valoró que más del 80% de la población de Entre Ríos posee al menos una dosis de vacunas contra el Covid-19, pero explicó que "la pandemia sigue y se deben sostener las medidas de cuidado".

Entre Ríos "tiene una cultura muy importante de adherencia a las campañas de vacunación, históricamente, y los equipos están muy bien capacitados para llegar a esta epopeya que ha sido una campaña inédita de inmunización", agregó.

Respecto a la variante Ómicron, la funcionaria provincial sostuvo que esa provincia no tiene casos confirmados ni sospechosos, pero adelantó que "no va a escapar" de la nueva variante.

Click to enlarge
A fallback.

La titular de la cartera sanitaria convocó a trabajar para "completar esquemas y aplicar dosis de refuerzo" con la premisa de prepararse para el próximo invierno y "llegar con la mayor cantidad de gente vacunada para poder tener los casos controlados".

Por otro lado, Velázquez dijo que trabajan con el gobernador, Gustavo Bordet, para enviar un proyecto de ley que regularice y cree cargos para 1.072 profesionales de salud de toda la provincia que actualmente "están desarrollando suplencias y demás". (Télam)