El incendio en el partido de Ezeiza se acercó este viernes a los límites de un barrio privado de la localidad bonaerense de Canning y, pese a encontrarse controlado, las condiciones climáticas implican "una amenaza", informaron a Télam desde el Cuartel de Bomberos de Tristán Suárez.

"El fuego de Canning hasta el momento está controlado, pero las condiciones climáticas, el viento y la alta temperatura no ayudan", aseguró una fuente del Cuartel.

Debido al riesgo "aún inminente", los bomberos continúan realizando "guardia de cenizas" y controlando con móviles y personal de a pie "que no queden troncos prendidos y otros pequeños procesos ígneos, principios de incendio que estamos apagando permanentemente".

"Cuando venga la lluvia se va a aplacar toda esta ola de calor fuerte", indicaron a Télam y añadieron que mientras tanto "los riesgos siguen estando".

Si bien por el momento "no se registran víctimas", vecinos aseguraron que durante los últimos días "hubo muchísimo humo y olor" por los incendios que afectaron a distintas localidades del partido bonaerense de Ezeiza, en cuya extinción trabajaron numerosas dotaciones de bomberos de zonas linderas.

"El humo es constante y, dependiendo del viento, por momentos es mayor", señaló a Télam Ariel Kapustiansky, un vecino de Tristán Suárez. (Télam)

Click to enlarge
A fallback.