Un informe elaborado por el Foro Económico Mundial y la Lung Ambition Alliance, en colaboración con el laboratorio AstraZeneca, advirtió que es necesario no desatender a los pacientes oncológicos en el contexto de la pandemia de coronavirus.

El documento difundido por AstraZeneca se basa en información brindada por médicos, organizaciones de pacientes, responsables políticos y de la industria de Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido, más la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de compartir las diversas experiencias en relación al cáncer de pulmón durante la crisis por el Covid-19.

Asimismo, poder reflejar el grado del impacto de la pandemia en los pacientes con esa enfermedad, pero como una manera de tomar dimensión de lo que posiblemente ocurrió también en otras áreas de la oncología.

El texto fue presentado en el marco del encuentro de líderes de Davos, que este año se realizó de manera virtual entre el 25 y el 29 de enero, y enfatiza que “incluso cuando hemos comenzado a dar un giro con la introducción de vacunas contra el Covid-19, es probable que las repercusiones de la pandemia en los sistemas de salud y la atención a los pacientes sean de largo plazo”.

“Es necesario ponerse en acción para garantizar que se satisfagan las necesidades de los pacientes en todo el mundo”, señalan los autores del informe, que resaltan que la pandemia de Covid-19 tuvo un impacto dramático en la detección temprana de cáncer de pulmón y otros cánceres.

Según el documento, en los primeros meses de la pandemia los programas de detección en muchos países fueron suspendidos, las pruebas y procedimientos diagnósticos, aplazados y sólo los casos sintomáticos más urgentes fueron remitidos para seguimiento. Los consiguientes retrasos en el diagnóstico han dado lugar a un elevado número de muertes por cáncer evitables.

El informe explica que “si bien los servicios de salud han realizado esfuerzos heroicos para responder a la pandemia, la transferencia de recursos en algunos casos ha tenido un impacto perjudicial en la atención más allá del Covid-19, incluyendo a los pacientes con cáncer”.

El informe apunta que en 2020 el diagnóstico del cáncer se redujo en aproximadamente un 40%9 a nivel mundial, y no porque el panorama de la enfermedad haya mejorado, sino porque el miedo a contraer el virus en hospitales y clínicas disuadió a los pacientes de buscar atención médica. Incluso, aquellos pacientes que habían sido diagnosticados con cáncer descontinuaron su tratamiento por temor a contraer coronavirus en los centros médicos especializados en estas patologías.

“Nuestro mensaje es claro: los pacientes necesitan volver a comprometerse con el sistema de salud, y las personas con síntomas sospechosos o aquellas que han pasado por alto un examen de cáncer, deben recibir cuidados de una manera segura tan pronto como sea posible”, señala Santiago Bella, vicepresidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

“La campaña apunta a visibilizar que mientras comienza una nueva normalidad debido al Covid-19, no tenemos que perder de vista que el cáncer sigue existiendo. En 2020 se alteraron muchas cosas; es fundamental que recuperemos el ritmo de consultas y los estudios de control”, enfatiza Peter Czanyo, de Fundación Pacientes Cáncer de Pulmón.

En el marco de la campaña global de concientización, se han desarrollado micrositios web en Argentina y Chile, en los que se podrá encontrar información y contacto con diversas sociedades médicas y asociaciones de pacientes. En Argentina, se encuentra en www.hablemosdecancer.com.ar . (Télam)