El fiscal federal Francisco Snopek, imputado por hechos de violencia de género en perjuicio de su esposa y de una defensora oficial, fue notificado de tres nuevas acusaciones por desobediencia judicial, pero no concurrió a la audiencia correspondiente, informaron hoy fuentes del Ministerio Público de Salta.

La imputación fue realizada por la fiscal Penal 2 de Violencia Familiar y de Género, Luján Sodero, quien citó al funcionario judicial para el viernes 18 de noviembre a la Fiscalía, para la lectura formal del decreto y prestar declaración.

Los voceros explicaron hoy que, sin embargo, Snopek no concurrió a la audiencia y presentó un certificado psiquiátrico.

El primero de los tres hechos de desobediencia judicial fue denunciado por el Programa Piloto de Coordinación de Parentalidad, desde donde comunicaron que el fiscal general federal se presentó junto a su expareja y el hijo que tienen en común, estando aún vigente la prohibición de acercamiento ordenada tras un hecho de violencia de género ocurrido en mayo pasado.

En la ocasión, la jueza de Violencia Familiar y de Género 3, María Carolina Cáseres Moreno, dictó la de “prohibición de acercamiento a la víctima, debiéndose mantener a una distancia de 200 metros del domicilio particular y a los lugares donde esta concurra, y de ingresar al domicilio”.

El segundo hecho de desobediencia judicial que la fiscal Sodero le imputó a Snopek fue la falta de acreditación, mediante constancia, de la realización de tratamiento psicológico por su adicción al alcohol, tal como le fuera ordenado por el Juzgado de Violencia Intrafamiliar, el 16 de septiembre pasado.

Por último, la fiscal Penal 2 de Violencia Familiar y de Género también le imputó desobediencia judicial porque, el 15 de julio y el 11 de agosto, el fiscal federal se puso en contacto con un empleado del Poder Judicial para averiguar las acciones legales encaradas por la defensora oficial del ámbito federal que lo denunció por acoso laboral y violencia de género en el ámbito de trabajo, aun cuando Cáseres Moreno le había impuesto medidas de restricción.

El fiscal federal fue inicialmente imputado por lesiones leves, violencia de género, privación de la libertad y amenazas por un hecho ocurrido a fines de mayo, en el que estuvieron involucrados su pareja y tres policías.

Luego, la jueza interina de Garantías 7, Claudia Puertas, lo sobreseyó por los delitos de daños, resistencia a la autoridad y privación ilegítima de la libertad contra tres policías que acudieron al domicilio del acusado el 23 de mayo pasado, para intervenir en el hecho de violencia de género.

La magistrada mantuvo la imputación por lesiones leves agravadas por el vínculo y por el género que le efectuó su esposa, y, en julio, Snopek fue denunciado por una defensora oficial, por malos tratos laborales, por acoso y violencia de género en el ámbito del trabajo, por lo que le impusieron medidas de restricción. (Télam)