El ferrocarril Sarmiento funciona desde las primeras horas de esta tarde con demoras y cancelaciones debido a una medida gremial impulsada por la negativa de un grupo de guardatrenes de realizarse los testeos de alcoholemia obligatorios antes de comenzar la jornada laboral.

La operadora ferroviaria estatal Trenes Argentinos informó que la medida, de carácter gremial, impide que puedan acceder a sus puestos de trabajo y cumplir con sus funciones cotidianas a cargo de los trenes, lo que genera la circulación de 9 de las 15 formaciones programadas.

Los controles de alcoholemia y de sustancias dispuestos por resolución de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), forman parte del protocolo de evaluación de carácter permanente que se extiende a todas las personas con responsabilidad asignada en la seguridad operativa de la circulación de trenes.

La empresa ferroviaria informó que ya realizó las denuncias correspondientes y aplicará medidas disciplinarias a cada uno de los trabajadores que decidieron no prestarse a la evaluación de rutina.

Ante cualquier duda o consulta los pasajeros pasajeros pueden comunicarse con el 0800-222-TREN (8736) o ingresar en www.argentina.gob.ar/transporte/trenes-argentinos (Télam)