El operativo de seguridad de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que se desarrollan hoy en todo el país incorporó por primera vez la figura del "facilitador sanitario" cuya función es "contribuir" para la correcta implementación de "medidas preventivas" y "orientar" a los votantes en el contexto de pandemia de coronavirus, explicó el vocero del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el coronel José Colombo.

"Es tarea de los facilitadores sanitarios controlar la utilización del tapaboca, el distanciamiento social, la higienización de las manos, la colocación de alcohol” y otras recomendaciones de higiene; “en una suerte de labor de contención del personal y de ayuda humanitaria en ese sentido”, dijo a Télam Radio Colombo.

El operativo de seguridad por las PASO se puso en marcha ayer con la participación de 90.340 efectivos pertenecientes tanto a las Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Fuerza Aérea) como a las Fuerzas de Seguridad (Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria) más las Fuerzas de Seguridad Federales y las policías provinciales; quienes cubrirán 17.092 locales de votación donde hay habilitadas 101.457 mesas.

Por otra parte, el operativo incluye “5.225 vehículos terrestres, dos aviones Hércules C 130, 12 helicópteros, 10 embarcaciones y ganado mular para transportar las urnas en aquellas regiones montañosas del país donde es el único medio para llegar a las escuelas” que hoy funcionan como centros de votación.

“Pero este operativo también tiene la particularidad, ante esta situación de pandemia por el Covid-19, de que se suma una figura que la desempeña personal militar y de la fuerzas de seguridad, que es la de facilitador sanitario en los locales de votación”, detalló Colombo.

Los facilitadores sanitarios "tienen el objetivo de contribuir con medidas preventivas como controlar la utilización del tapaboca, el distanciamiento social, la higienización de las manos, colocación de alcohol, y demás, en una suerte de labor de contención del personal, de ayuda humanitaria en ese sentido, sobre la base de lo que venimos realizando como Fuerzas Armadas durante todo el Operativo General Belgrano 1 y 2 que se inició allá por marzo del año pasado”, con la irrupción de la pandemia, agregó.

Colombo explicó que la inquietud “surgió en las reuniones con la Cámara Nacional Electoral y el Ministerio del Interior”, a partir de la constatación de la importancia del rol que vienen desempeñando los orientadores que asisten a quienes llegan a vacunarse contra el coronavirus.

La idea es que "así como hemos visto en distintas imágenes en la campaña de vacunación, que siempre había una persona que guiaba a la gente que llegaba, acompañaba” y cumplía un rol “de contención, orientación y a la vez de cuidado de aquellas medidas que todos conocemos, pero que al haber una gran concentración de gente en las distintas escuelas” pueden verse relajadas, indicó.

“Con lo cual tenemos dos funciones bien definidas que realizamos los integrantes de la Fuerzas Armadas: por un lado la función de seguridad que es la misión principal, que es el cuidado de las urnas, el cuidado del comicio en general desde que se inicia la distribución de las urnas con nuestra custodia y la custodia durante el acto comercial y la custodia después también del traslado de las urnas y en los lugares de escrutinio definitivo”, dijo.

Por el otro está la función humanitaria "sobre la base de la experiencia adquirida durante la Operación General Belgrano 1 y 2 que se inició en marzo del año pasado; todas esas funciones son de protección civil”, finalizó. (Télam)