El director del Hospital Evita de Lanús, Javier Maroni, aseguró hoy que se atraviesa "una situación de máximo estrés" sanitario, por lo que pidió "conciencia social" y "restringir rápidamente" la circulación para reducir los contagios de coronavirus.

El profesional planteó que "los pacientes internados oscilan entre los 20 y los 50 años y rápidamente pasa a ser situación crítica".

En declaraciones formuladas a radio Provincia, manifestó que "en Argentina cada 10 pacientes que ingresan en terapia intensiva, 6 fallecen" y dijo que "en el mundo esa estadística es 8 de cada 10".

Marioni sostuvo que esas muertes "son alarmantes porque es gente joven que es el patrimonio social, es el futuro de cada uno y sus familias".

En ese sentido, indicó que "hay que restringir rápidamente (algunas actividades que impliquen circulación), porque nada va a alcanzar" y apuntó que en poco tiempo no se podrá atender "no sólo a pacientes con Covid-19 sino con otras patologías" pese a que "se triplicó la capacidad de la atención en toda la Provincia".

"Hoy la película es esta. Llega la ambulancia y los atendemos, pero en tres o cuatro días no los vamos a poder ayudar y deberán seguir camino, teniendo en cuenta que las horas críticas son las más importantes para la sobrevida", describió.

El director del Hospital Evita aseguró que "no es un problema sanitario, sino social" y analizó que, como tal, "depende de las personas; necesitamos que todos entremos en conciencia y hagamos una reflexión sensata de lo que estamos viviendo".

Enfatizó que "este año, a diferencia del año pasado, conocemos el virus, tenemos herramientas, tenemos gente, nos hemos enriquecido, sabemos de qué se trata y sin embargo están abarrotada las guardias".

"Lo único que pedimos sabiendo que se trata de un virus respiratorio, es que los que puedan se queden en sus casas. Si la mayoría toma conciencia, los pocos que se enfermen los vamos a poder atender. Nosotros vemos muy bien las restricciones porque lo primero es la vida", finalizó.

(Télam)