Científicos chinos develaron cuál sería la estrategia del país oriental para detener al asteroide Bennu que se dirige a la Tierra. La misma consistiría en el disparo de 23 cohetes en el 2031, para que colisionen con el asteroide y eviten su choque contra el planeta Tierra.

Desde el Centro Nacional de Ciencias Espaciales de China presentaron el plan para evitar que el asteoirde Bennu, de unos 492 metros de ancho, y que según predicciones habría una probabilidad sobre 2.700 de chocar contra la Tierra entre 2175 y 2199, sea detenido por la colisión de 23 cohetes de 900 toneladas cada uno, con el fin de evitar poner en riesgo la vida humana.

Con esta iniciativa, calculan los científicos chinos, que podrían desviar al asteroide más de 9.500 kilómetros de su trayectoria actual, lo que dejaría fuera la posibilidad de usar armas nucleares para tal fin.

"Es posible defenderse de grandes asteroides con una técnica libre de armas nucleares dentro de diez años".

"Las colisiones de asteroides representan una gran amenaza para toda la vida en la Tierra", explicó Mingtao Li, uno de los científicos participantes del estudio financiado por el gobierno chino. "Y es posible defenderse de grandes asteroides con una técnica libre de armas nucleares dentro de diez años", aseguró el investigador.

Cabe destacar que la misión de estos 23 cohetes "'Long March 5", tardaría unos tres años en llegar al asteroide, para luego lograr el desvío de Bennu.

Por su parte, desde Estados Unidos presentaron otra propuesta, denominada Hammer, en la que se enviarían entre 35 y 53 cohetes para colisionar contra el asteroide, sin embargo, se trata de un plan muy caro y que llevaría más tiempo previo para su confección